"Madrid puede sufrir un caos hospitalario durante el próximo otoño"

Durante el próximo otoño puede producirse en Madrid un caos hospitalario de gran magnitud si no se pone en marcha, inmediatamente, el plan de sectorización de urgencias médicas en esta capital, según una denuncia formulada por el Colegio Oficial de Médicos. Este plan, terminado en el pasado mes de mayo, está bloqueado, al parecer, por falta de medios económicos para ponerlo en marcha por parte del Ministerio de Sanidad.

El plan de sectorización y racionalización hospitalaria fue propuesto por el Colegio de Médicos a la Subsecretaría de la Salud en previsión de la avalancha de enfermos que los hospitales reciben durante los meses de octubre y noviembre y que ya el año pasado planteó serios problemas. El subsecretario de la Salud aprobó el plan pero hasta el momento, por falta de medios económicos, no se ha previsto nada.Varios miembros de la comisión de médicos que elaboró el plan han iniciado nuevos contactos con la Administración para que ésta conozca el posible conflicto que se derivaría de la avalancha de enfermos y abarrotamiento de hospitales.

El plan antes mencionado tendría una influencia muy directa sobre las zonas sur y oeste de Madrid, infradotadas de equipamiento hospitalario (solamente existe el hospital Primero de Octubre) ya que las zonas norte y este están mucho mejor dotadas. La idea propuesta entonces, publicada por EL PAIS el pasado día 1 de julio, consistía en una redistribución de las plazas hospitalarias existentes para que cada centro pueda atender a la población que le sea asignada con los medios técnicos necesarios. En consecuencia, habría que potenciar técnica y humanamente los centros de cobertura y el medio de transporte adecuado hasta ellos. También se preveía la contratación de centros ubicados en las zonas más necesitadas y cuidar que éstos tuvieran los recursos necesarios.

Las casas de socorro municipales, infrautilizadas y mal acondicionadas, jugarían un importante papel en la coordinación de urgencias médicas. El Ayuntamiento de Madrid expuso hace tiempo (véase EL PAIS de 21 de julio) la idea de crear un centro coordinador que permitiera englobar en un solo servicio todas las llamadas referidas á urgencias médicas. La teoría, al parecer olvidada, es que un solo departamento capaz de recibir cuatrocientas llamadas por hora, distribuya la asignación de asistencias en función de las disponibilidades hospitalarias. Este servicio, que contribuiría notablemente a eliminar el caos potencial del próximo otoño, requería la participación directa de la Dirección General de Asistencia Sanitaria. Sin embargo, hasta el momento no hay noticias de que vaya a funcionar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de septiembre de 1978.