Los colegios médicos protestan por la supresión del pago de las guardias

A las protestas públicas de varias centrales sindicales y cuerpos médicos de hospitales en relación con la supresión del abono de las guardias médicas en las instituciones hospitalarias de la Seguridad Social, se unió ayer la del Consejo General de Colegios Médicos. En un comunicado facilitado a la prensa el Consejo manifiesta que se trata de una medida unilateral del Instituto Nacional de Previsión, no consultada siquiera pr eviamente al Consejo General de Colegios Médicos, a pesar de que la regulación vigente fue establecida de mutuo acuerdo entre el INP y el Consejo General.La nota añade que las causas que se invocan para una medida tan brusca bien podrían haberse observado y corregido a medida de su producción, en los seis meses de vigencia del actual sistema.

El Consejo General, que reitera su incondicional ofrecimiento de colaboración con la Administración, señala que no puede sino declinar toda responsabilidad ante el previsible deterioro de la calidad de la asistencia sanitaria que esta decisión puede originar en las instituciones asistenclales.

Asimismo, los colegios médicos llaman la atención sobre la natural conflictividad que estas decisiones violentas pueden originar, al no prevenirse medidas de compensación y equidad para los legítimos intereses de los profesionales de la Medicina.

El comunicado finaliza señalando que el Consejo General está obligado a informar que «pese a sus reiteradas peticiones, no ha logrado desde el mes de diciembre de 1977, fecha en que se publicó la orden ministerial reguladora de las guardias, que por la Administración de Sanidad se cumplieran los mandatos de aquella a fin de determinar el número máximo de guardias por facultativo y el ritmo de periodicidad de las mismas, así como tampoco la básica fijación de las plantillas suficientes en las instituciones, sin lo que la prestación de las guardias, tanto con presencia física como localizadas, propician irregularidades.

El Sindicato de Médicos Libres pidió anteayer que el Ministerio o el INP hagan pública la cifra que ha supuesto el actual sistema de guardias, vigente desde hace seis meses.

Desde que se produjo la información sobre las medidas restrictiras del INP, EL PAÍS ha intentado infructuosamente en las mayores instancias de este organismo, e incluso en los canales normales de información, obtener precisiones sobre el verdadero alcance de los gastos de las instituciones sanitarias, donde según la tan mencionada circular, se ha producido «abusos insoportables».

Por otra parte, las federaciones de Sanidad de las distintas centrales sindicales han reiterado su posición de abrir un proceso de negociación con el Gobierno para la reestructuración de las guardias, así como su solicitud de entrevistarse con el ministro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de julio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50