Un muerto en violentos enfrentamientos con la policía en Pamplona

Germán Rodríguez, de 27años de edad, hijo de un conocido médico analista pamplonica, ha fallecido a las 2.50 horas de la madrugada como consecuencia de una herida de bala en la cabeza producida en los enfrentamientos que tuvieron lugar ayer en la capital navarra y que comenzaron en la corrida de toros de San Fermín.La víctima había ingresado sobre las diez y media de la noche en el Hospital Provincial de Navarra, fue intervenido quirúrgicamente, pero los esfuerzos médicos resultaron baldíos. El balance definitivo de los sucesos se cifra en unos diez heridos y doscientos contusos. El comisario de policía señor Rubio declaraba al filo de las tres de la madrugada que la situación era tensa y totalmente desbordada. Manifestó que la policía se vio obligada a efectuar disparos en la propia plaza de toros. Dos policías fueron acuchillados. A consecuencia de estos sucesos hoy, no se celebrará el tradicional encierro.

Una compañía especial de la Policía Armada llegó esta madrugada a Pamplona para reforzar la guarnición de la capital navarra. «Las fiestas han terminado -declaró el comisarlojefe de policía-, están ya reventadas.»

Los incidentes comenzaron cuando un grupo de mozos paseó por el ruedo una pancarta pidíendo amnistía y libertad para detenidos y fueron abucheados por espectadores de los tendidos de sombra, recibiendo una lluvia de almohadillas e inicilándose un enfrentamiento entre los que llevaban la pancarta y los grupos; que habían criticado su proceder.

Entonces se produjo la violenta irrupción de fuerzas especiales de la Policía Armada en la plaza de toros de Pamplona, que, disparando pelotas de goma y botes de humo indiscriminadamente, provocó sucesos de suma gravedad.

Se vivieron auténticos momentos de histeria. El público intentaba salir precipitad amen te de la plaza y la confusión reinante aumentó.

Durante toda la madrugada los en frentam lentos e incidentes se reprodujeron por todas las calles de la ciudad y algunos grupos intentaron asaltar el Gobierno Civil. Otros quisieron hacer lo mismo en el palacio de la Diputación y arrojaron una bomba incendiaria, que prendió, tras atravesar una ventíana, una mesa de un despacho.

Pasa a la página 14

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción