Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinada la mujer del ex dirigente de ETA Juan José Etxabe

La «Triple A» reivindicó ayer, a través de una llamada telefónica a la delegación en Pamplona del diario Egin, el atentado perpetrado en la noche del domingo en San Juan de Luz (Francia), contra el ex dirigente de ETA Juan José Etxabe -que resultó gravemente herido- y en el que resultó muerta la mujer de éste, Rosario Arregui. La organización ultraderechista, al responsabilizarse de esta acción, ha señalado que el atentado se había producido en represalia por los últimos acontecimientos en Euskadi.

A las 11.30 de la noche del domingo, Juan José Etxabe, de cuarenta años, y su esposa, Rosario Arregui, de 38, salieron del establecimiento Etxábe Enea (Casa Etxabe) -lugar común de reunión de refugiados vascos en San Juan de Luz- Montaron en su coche -un Peugeot 604- estacionado en la calle Juri-Berry, en pleno centro de la localidad, muy cerca del mercado. La esposa de Etxabe se puso al volante. Se,lindos más tarde, de un automóvil Peugeot 104, matrícula de París, ocupado, al p.arecer por una mujer rubia y dos jóvenes, salió una persona que, a escasos metros, disparó varias ráfagas de metralleta sobre el automóvil del matrimonio Etxabe, que fue alcanzado por una veintena de balas.Mientras el coche ocupado por los agresores emprendía la huida a gran velocidad, llegaron al lugar del atentado los primeros testigos que atendieron a los Etxabe. La violencia del ametrallamiento fue tal que Rosario Arregui aparecía casi seccionada en la zona del abdomen por un total de once impactos de bala que la causaron la muerte instantánea. Juan José Etxabe, con seis heridas de proyectil, fue evacuado rápidamente al hospital de Bayona, donde ingresó en estado muy grave. De madrugada fue operado en el mismo centro por un equipo de médicos que, aunque calificó su estado de preocupante, reveló a los informadores que, dada la constitución fisica del refugiado, se tenían muchas esperanzas de salvar su vida. De las heridas del antiguo militante de ETA preocupa fundamentalmente aquella provocada por un proyectil que ha quedado alojado en el hígado.

La Consejería del Interior del Consejo General vasco, en un comunicado hecho público ayer, condena, el atentado sufrido por Juan José Etxabe y su esposa, Rosario Arregui; reitera nuevamente su postura en contra de toda violencia, y denuncia concretamente el posible carácter provocador que pueda tener el atentado.

Por otra parte, manifiesta, ante el hecho consumado del decreto-ley antiterrorista, que permanecerá vigilante.

Pasa a la página 17

Los refugiados vascos atribuyen a la extrema derecha el atentado contra Etxabe

(Viene de la primera página.)

En fuentes de refugiados vascos, en donde el hecho ha causado gran impresión, se achacaba a la extrema derecha la paternidad del atentado, aunque se mostraban muy prudentes a la hora de enjuiciar la exacta personalidad de los agresores. No se descartaba, desde luego, la posibilidad de una revancha contra ETA por la muerte del periodista José María Portell y la de recientes miembros de las fuerzas de orden público.

Sin embargo, Juan-José Etxabe, apartado de la dirección de la organización desde 1971, no pertenecía a la misma, y en la actualidad militaba en ESB (Partido Socialista Vasco), del que su hermano Gregorio es dirigente.

En fuentes cercanas a la policía francesa se ha querido ver el atentado de Etxabe como un posible ajuste de cuentas entre gentes del hampa, achacando al refugiado contactos con individuos inmersos en «negocios sucios». Al parecer, Juan José Etxabe poseía, además del restaurante, dos bares de alterne. Las fuentes policiales opinan que algunos asuntos relacionados con esos locales pudieran ser la causa del intento de asesinato.

No obstante, en círculos de refugiados vascos se desconfía de esa versión y no deja de sorprender la casualidad de que precisamente esas gentes del hampa hayan llevado a efecto su atentado en un momento sumamente delicado para el País Vasco, a pocasfechas de las últimas acciones de ETA.

La identidad de uno de los agresores, la joven rubia, ha despertado algunas sospechas en los misrrios círculos. Se recuerda que en 1977 la policía francesa detuvo a una chica rubia llamada Nanine cuando, en un coche de matrícula de Andorra, se había situado cerca del domicilio de algunos refugiados vascos, para vigilar sus movimientos. La citada joven fue juzgada entonces como presunta integrante de un comandode extrema derecha.

El abogado de la familia Etxabe, Koldo Abeberri, consiguió hablarayer con el herido. El letrado eleclaró a EL PAIS que Juan José estaba consciente, que conocía la muerte de su esposa, pero que no pudo dar demasiados detalles sobre las circunstancias que rodearon al atentado.

A media tarde de ayer, ESB, del que era miembro Etxabe, hacía público un comunicado condenando el atentado sufrido por su militante y su esposa. « Este asesinato -dice- nos descubre la auténtica cara de quienes dicen defender la paz y lo único que defienden es su dominación y sus privilegios. En Euskadi no ha habido, ni hay, ni habrá jamás, una guerra de comunidades. El pueblo vasco es un pueblo abierto que lo único que pretende es que los beneficios de su libertad alcancen por igual a todos sus habitantes. La lucha vasca por sus libertades no se acabó con el bombardeo de Guernica, ni se acabará con leyes antiterroristas, con una Constitución que no reconozca nuestros derechos, ni mucho menos con crímenes como el que se acaba de cometer.»

En este mismo sentido se mani ¡esta la organización aberizale HASI, que considera el atentado una obra de «la derecha llamada controlada». Asimismo, niega la veracidad de algunas informaciones que tratan de relacionar la acción armada contra Etxabe con la organización armada ETA, rechazando firmemente un ajuste de cuentas entre miembros de la organización.

Otros comunicados de distintas organizaciones políticas, denunciando el atentado, fueron difundidos ayer en Bilbao.

En Mondragón (Guipúzcoa), de donde era originario el matrimonio Etxabe, se realizaron ayer paros en algunas industrias. Coincidiendo con el funeral que hoy se celebrará en la misma localidad, es muy posible que a lo largo del día se lleve a cabo en la zona una jornada de luto y paralización laboral.

El cuerpo de Rosario Arregui fue trasladado ayer por su familia a la población guipuzcoana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 1978

Más información