El 55% del presupuesto municipal para gastos de personal

El Ayuntamiento de Madrid aprobó anteayer, en el curso de tres plenos de carácter extraordinario, sus presupuestos generales correspondientes a 1978, aunque con casi cinco meses de retraso, debido, en gran parte, a la necesidad de adecuar, en el nuevo presupuesto, los sueldos que pasan a cobrar los funcionarios municipales. Estos sueldos, en ningún caso, serán inferiores a las 25.000 pesetas, reivindicación hecha a lo largo de la huelga que el personal del Ayuntamiento mantuvo a finales del año pasado.El montante global de los presupuestos municipales asciende a 33.065.227.343 pesetas, contando con el anteproyecto de presupuesto extraordinario que el primer teniente de alcalde, Luis María Huete, se encargó de explicar a los concejales y destinado a la ejecución del plan de inversiones previsto para 1978.

El presupuesto ordinario del Ayuntamiento es, este año, de 24.549.218.863; el especial de la Gerencia Municipal de Urbanismo, 3.985.676.723, y el extraordinario del plan de inversiones, 4.526.031.757. El aumento que el presupuesto ordinario de este año ha sufrido con respecto al del año pasado, es de algo más de un 27%. El de Gerencia ha crecido del orden del 35%.

Sin embargo, los aumentos en cada una de las partidas que integran el presupuesto no han sido del mismo orden. Lo que se configura este año como la mayor del presupuesto en la que se refiere a los gastos de personal. Mientras el año pasado estos suponían alrededor de los 9.600 millones de pesetas, éste ha crecido hasta cerca de los 13.500 millones, lo que supone un incremento de alrededor del 40%.

Según explicó el señor Huete, la partida de gastos de personal ha aumentado en esa medida para poder hacer frente a las reivindicaciones planteadas por los funcionarios para que ninguno de éstos percibiera un salario mensual inferior a las 25.000 pesetas brutas, descontando pluses por antigüedad u horas extras.

Pero el mayor aumento se ha registrado en la partida correspondientes a las clases pasivas, que se ha fijado en algo más de los cuatrocientos millones de pesetas, con un incremento con respecto a 1977, del 82%.

Por lo que respecta a las subvenciones, el Ayuntamiento decidió dejar sin efecto todas las que tienen un carácter voluntario, aunque se mantienen íntegros los trescientos millones de pesetas que ya se reflejaban en el presupuesto del año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de mayo de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50