Gente

Vladimir Horowitz,

pianista soviético residente en Estados Unidos desde 1951, saluda a la primera dama de México, Carmen Romano de López Portillo, al final del concierto que ofreció en el Carnegie Hall, de Nueva York, ante un auditorio de 1.200 personas de catorce países

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de mayo de 1978.

Lo más visto en...

Top 50