Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS reconoce a la República Democrática de Afganistán

El nuevo régimen de Afganistán, de corte comunista, constituido poco después del cruento golpe de Estado ocurrido la semana pasada en ese montañoso país, fue reconocido ayer por India y Bulgaria, poco después de la Unión Soviética, país que fue el primero en hacerlo.Moscú reconoció al régimen dirigido por Nur Mohamed Taraki, un líder comunista prosoviético que se ha convertido en el presidente y el primer ministro de la nación. Taraki había sido detenido por el depuesto presidente Mohamed Daud pocos días antes del golpe de Estado del pasado jueves.

El golpe, cuyos líderes dijeron que el presidente Daud había sido muerto, siguió al asesinato de un miembro fundador de la organización comunista clandestina, Aimir Akbar Khabir, el 17 de abril.

Radio Kabul anunció que el aeropuerto internacional del país, cerrado por los daños que sufrió durante la lucha, había sido abierto de nuevo al tráfico aéreo. Se espera que mañana salgan dos vuelos desde Nueva Delhi con destino a Kabul.

El general Daud, de 68 años, presidente de Afganistán desde el golpe de Estado de hace cinco años, dado con la ayuda de los militares, fue ejecutado en su palacio con varios miembros de palacio con varios miembros de su familia después de una fiera batalla de carros de combate y aviones en el centro de Kabul.

La lucha en la capital y sus barrios duró hasta la mañana del viernes, cuando las fuerzas rebeldes aplastaron los últimos reductos de resistencia. Después de haber concluido la contienda, algunas informaciones dijeron que habían ocurrido ejecuciones en la cárcel. Fuentes diplomáticas dijeron que se habían escuchado más de veinte disparos aislados procedentes de la prisión después de estallidos de ráfagas de metralleta.

Los analistas políticos señalan que el nuevo régimen estará ciertamente más próximo a Moscú que el de la Administración de Daud. Dicen también dichos analistas que las perspectivas a largo alcance no son halagüeñas para la estabilidad de Afganistán, a pesar de que la Junta Militar tiene en estos momentos un control total en el país.

El régimen no ha anunciado aún la composición del nuevo Gabinete, y el retraso en hacerlo es debido, según se cree, a las diferencias existentes entre los líderes del golpe de Estado, han señalado los analistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de mayo de 1978

Más información

  • Un comunista, presidente y primer ministro