Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Angel Gozalo: "La información sobre RTVE será potenciada"

Miguel Angel Gozalo, 39 años, periodista desde hace casi veinte en distintas tareas como director de Informaciones, subdirector del Madrid y corresponsal en Alemania, Francia y México, es el nuevo director de Relaciones con los Medios de Comunicación de Radiotelevisión Española. El señor Gozalo dimitió, hace ahora dos meses, como director de Redacción de noche, el informativo de TVE.EL PAÍS preguntó a Miguel Angel Gozalo qué circunstancias se habían modificado en Prado del Rey para que, tras haber dimitido, aceptara este puesto. «Dimití, como los otros tres directores de los telediarios -dijo-, en desacuerdo con el enfoque de la nueva programación de los servicios informativos, en cuya elaboración no habíamos intervenido. Como dijimos entonces, ese gesto no suponía un portaio, sino que seguíamos vinculados a RTVE y, naturalmente, dispuestos a colaborar en este importante medio, que es de todos los españoles. El director general, que en todo momento entendió nuestras razones, porque se habían alterado fundamentalmente nuestras funciones, me pidió que cooperase en diseño de una buena imagen de televisión ante la opinión pública, teniendo en cuenta las nuevas circunstancias de RTVE en este momento de la vida española. He aceptado muy gustoso, porque creo que es una tarea muy estimulante para un periodista y es beneficioso para el país y para la propia televisión que se explique lo que somos y lo que pretendemos hacer.»

A la precisión de que, hasta la fecha, la oficina de información de RTVE ha obstruido la función informativa, más que facilitarla, el señor Gozalo dijo que, en su opinión, «hay un deseo de potenciar la información a la opinión pública y a los medios de comunicación de la manera más completa posible», y añadió que su tarea «necesita imáginación, como la necesita la vida española. Televisión tiene peor imagen de la que le corresponde, aun aceptando que, naturalmente, tenemos muchos fallos. Pero lo de menos es la calidad de los programas, que son opinables. Televisión tiene que tener opinión pública; que la gente sea consciente de que la televisión, como las carreteras, es suya y que donde hay baches hay que taparlos. En este país le damos demasiada importancia a la televisión. La gente habla más de Capitanes y reyes que de la Constitución o de las municipales. Existe un clima de desconfianza hacia el medio, quizá porque éste no se ha sentido obligado hasta ahora a explicar las cosas como la gente quiere que se las expliquen. Antes se decía que la mujer del César tiene que ser honrada y parecerlo. Yo añadiría ahora: Y poderlo demostrar».

Por otra parte, en televisión se sigue hablando de la reestructuración de los espacios informativos. Al parecer, después del telediario de sobremesa habría un boletín y un nuevo telediario, que podría emitirse de nueve a nueve y media, horario que ya tuvo con anterior¡dad, quizá coincidiendo con el próxímo adelanto de horario.

Según fuentes profesionales, el telediario de sobremesa será diri gido por Pedro Macía, que tam bién dimitió. El telediario de noche lo dirigirá Luis Losada, hasta ahora director del centro emisor de Santiago de Compostela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de marzo de 1978