Elecciones sindicales

Poco más del 20% de la población activa almeriense participará

UGT y CCOO van a protagonizar, casi exclusivamente, a partir de mañana, lunes, la batalla electoral en la mayor parte de las empresas almerienses. El comienzo oficial de las jornadas electorales correrá a cargo de los trabajadores del sector comercio y alimentación, estando prevista la prolongación de las mismas hasta el día 15 de febrero, a pesar de no incluirse en este calendario las votaciones correspondientes al sector pesquero. En tercer lugar, pero ya a gran distancia de las citadas centrales, los candidatos independientes y los de USO son, por este orden, quienes más probabilidades tienen a priori de conseguir un número relativamente importante de delegados. La CSUT, por su parte, sólo presentará candidatos en dos empresas, quedando al margen de cualquier participación el resto de las centrales sindicales. Respecto a la campaña electoral, la presencia, hoy, en la capital almeriense, de Nicolás Sartorius y Tranquilino Sánchez, miembros del secretariado confederal de CCOO y la probable de José María Zufiaur, de la UGT, el próximo día 27 ó 28, constituye, sin duda, las notas más destacables de las elecciones en Almería. Sartorius y Sánchez participarán, junto al secretario provincial de CCOO, Diego González, en una gran fiesta electoral que dicha central tiene anunciada para esta tarde en las naves de la empresa de transportes Saltua. En la fiesta intervendrán, además, los cantantes Manolo Gerena y Quintín Cabrera, así como algunos artistas locales. José María Zufiaur, por su parte, hará en Almería la presentación pública del nuevo sindicato socialista, tras la integración en UGT del sector de USO que él mismo encabezaba.Hay que destacar, ante todo, en Almería, la escasa incidencia proporcional que las elecciones sindicales van a tener sobre el total de la población laboral de la provincia. El hecho de que las pequeñas empresas con plantillas inferiores a los seis trabajadores sean mayoría en la provincia, así como el enorme incremento experimentado durante los últimos años en las cifras reales de desempleo, son, fundamentalmente, los principales factores determinantes de esta situación. Así, de una población laboral no muy por encima de los 150.000 trabajadores, un número aproximado a los 15.000 (el 10%) se encuentran, en efecto, según las últimas estimaciones oficiosas, actualmente en paro. Otros 50.000, si no más, de los que escasamente pocos más de 2.000 son trabajadores por cuenta ajena, pertenecen al sector agrícola, en su gran mayoría arrendatarios y pequeños propietarios. Por fin, del total de la población activa actual de la industria, la construcción y los servicios en la provincia almeriense, tan sólo un 23 ó 25% (es decir, entre 18.000 y 20.000 personas, pertenecientes a las plantillas de unas cuatrocientas empresas con seis o más empleados fijos) van a participar en las elecciones.

Los sectores donde CCOO se considera más fuerte son: banca, comercio, madera, papel y artes gráficas, combustible, construcción y hostelería (equilibrada con UGT).

La enseñanza está prácticamente dominada por el llamado movimiento unitario, de carácter independiente, aunque directamente apoyado por USO. Por su parte, los 2.000jornaleros existentes en el campo de Almería no podrán elegir representantes, a pesar de haberse fijado la fecha del 13 de febrero para las votaciones en el sector, debido a la falta de empresas agrícolas con seis o más trabajadores fijos.

Capítulo aparte merece, por su enorme, capacidad de lucha y su gran incidencia en la vida laboral y económica de Almería, el sector de la pesca, con cerca de mil trabajadores, pertenecientes a cien empresas (94 en la capital y dieciséis en Adra).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de enero de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50