Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incendio en el Hospital Infantil de Sevilla

Hacia la una y media de la madrugada de ayer se declaró un incendio en el Hospital Infantil de la Ciudad Sanitaria Virgen del Rocío, en el que se encontraban internados en aquel momento más de trescientos niños. El fuego ha venido a recordar la deficiente estructura del hospital, reiteradamente denunciada por el personal.El siniestro, que se inició en el sótano, tal vez a partir de alguna bolsa de basura, fue advertido por un mecánico que observó la humareda y escuchó el ruido provocado por algunos chispazos originados en la instalación eléctrica. A pesar de que las llamas fueron rápidamente sofocadas, el humo, cada vez más denso, subió por las conducción es de aire acondicionado, transmitiéndose a todos los departamentos, con el consiguiente peligro para los internados.

La evacuación de los niños resultó particularmente laboriosa a causa de los humos, colaborando en ella los bomberos, el personal del centro y fuerzas de la Policía Armada y la Guardia Civil, que tuvieron que ayudarse con linternas, ya que el hospital quedó completamente a oscuras. No hubo que lamentar desgracias personales.

La evacuación se prolongó hasta pasadas las cuatro de la mañana, siendo los niños trasladados a maternidad, donde quedaron amontonados en colchones tendidos en el suelo hasta su posterior identificación y clasificación uno por uno.

Fuentes laborales de la Ciudad Sanitaria han venido criticando insistentemente las deficiencias en la construcción del Hospital Infantil, que carece de escalera de emergencia y de grupos eléctricos en condiciones de hacer frente a cualquier eventualidad. El propio director del centro, Andrés González, ha reiterado en los últimos años la denuncia de estas anomalías, sin que las autoridades hayan adoptado medidas de solución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de noviembre de 1977