La Malfa pide la participación de los comunistas en el Gobierno italiano

El entusiamo con que el líder republicano, Hugo la Malfa, ha, acogido el reciente discurso «eurocomunista» de Enrico Berlinguer en Moscú, podría plantear una crisis al Gobierno de Giulio Andreotti. Si no llega a tanto, servirá por lo menos para agitar las aguas. La Malfa ha dado al discurso de Berlinguer un alcance internacional cree que en Italia debe ser cambiado el cuadro actual de alianzas políticas, dando a los comunistas una mayor participación en las responsabilidades del Gobierno.Al líder republicano, que ha creído siempre en el eurocomunismo como un hecho inevitable, le preocupa ante todo «la completa parálisis del Gobierno Andreotti» y el «atasco total de la situación política general». La presidencia del Gobierno ha replicado en seguida a La Malfa casi con irritación. Para Andreotti, siguen vigentes las razones por las que hace un año se formó un Gobierno «monocolor» democristiano, con las abstenciones paralelas de comunistas, socialistas, republicanos, y socialdemócratas, por la izquierda, y de liberales, por la derecha.

En apoyo de Andreotti salió el domingo pasado el líder socialista, Bettino Craxi, para quien Berlinguer no ha mantenido posiciones muy distintas a las que viene manteniendo desde hace tiempo. « La política italiana -ha dicho Craxi- no puede oscilar en relación con el tono de los discursos que periódicamente pronuncia Berlinguer en Moscú.» Abrir una crisis ahora sería, pues, meterse en un callejón sin salida, según el líder socialista.

Contrarios a la crisis son también los liberales. Su secretario, Valerio Zanone, ha declarado que si se constituyera una mayoría con el Partido Comunista italiano, los liberales pasarían a la oposición. Los socialdemócratas, sin embargo, son partidarios de la idea lanzada por La Malfa de corresponsabilizar a los comunistas en un acuerdo más orgánico entre los partidos.Entierro de La Pira

Las primeras autoridades de la República asistieron ayer, por otra parte, al entierro del ex alcalde democristiano de Florencia, Giorgio La Pira una de las figuras más relevantes del partido italiano en el poder desde la posguerra.

La Pira murió el sábado, a los 72 años, como consecuencia de una larga enfermedad. Entre los mensajes de condolencia recibidos en las últimas horas, destaca el enviado por el papa Pablo VI, que subraya «el coherente testimonio cristiano y la positiva colaboración por la paz y la concordia entre los hombres» del político fallecido.

Aparte de su destacada intervención en los asuntos nacionales, Giorgio la Pira mantuvo también una intensa actividad en el campo internacional, sobre todo durante la guerra del Vietnam.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de noviembre de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50