Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rodesia, "un absurdo político"

«La violación de los derechos del hombre y las medidas represivas implantadas en Rodesia, pretendidamente en nombre de la civilización cristiana, hacen aparecer al comunismo más atrayente que toda la propaganda que publican los mismos comunistas», declaró el obispo católico Donald Lamont, según informa la revista mensual del Consejo Mundial de Iglesias, con sede en Ginebra.

Lamont, que vivió treinta años en Rodesia, veinte de los cuales como obispo en la diócesis de Umtali, es un adversario declarado del régimen de Smith, lo cual le valió su expulsión y privación de la nacionalidad rodesiana en marzo pasado. Meses antes había sido encarcelado por no haber denunciado la presencia de nacionalistas negros en su diócesis, situada cerca de la frontera de Mozambique.

Para el obispo Lamont, Rodesia constituye un «absurdo político», y expresó que el Gobierno de Smith «sea limpiado de tal forma que haga posible evitar toda nueva efusión de sangre».

El exiliado obispo rodesiano predijo que el actual Gobierno de minoría blanca será «derrocado antes de doce meses», producto de una guerra de guerrillas que se verá intensificada día a día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de septiembre de 1977

Más información

  • Según el obispo católico Donald Lamont