Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Uri Geller,

israelí al que se le discuten los calificativos de parasicólogo y hombre con poderes especiales o simplemente farsante, no pudo actuar ayer en la televisión de Santo Domingo en virtud de una resolución del pasado 7 de julio, que prohibe el uso de canales de radio o televisión a magos, adivinos y quirománticos. Geller, calificado por dos sicólogos dominicanos de charlatán, ha dejado defraudados a los ciudadanos de SantoDomingo, que estaban haciendo acopio de relojes que no funcionaban hace tiempo para ver si el judío los volvía a la vida a través de la pequeña pantalla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de julio de 1977