Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denegada la legalización de Acción Republicana Democrática de España

El ministro del Interior ha denegado la solicitud de legalización de Acción Republicana de España (ARDE) en tanto no sea cambiada la denominación de dicho partido.

La resolución oficial, entregada en la mañana de ayer, alega como base de la no autorización de ARDE la misma argumentación que en días anteriores fue utilizada contra Esquerra Republicana de Catalunya. Un portavoz autorizado de ARDE declaró a Cifra que los dirigentes del partido no tenían ninguna intención de cambiar de nombre y que presentarían el recurso correspondiente.A la vez que denegaba la autorización de ARDE, el ministro del Interior legalizó ayer al Movimiento Comunista, grupo minoritario de ideología marxista y sin representación parlamentaría. El Movimiento Comunista se presentó en las pasadas elecciones formando parte de la candidatura de Unidad Popular.

Una vez conocida su legalización, el secretario general del Movimiento Comunista, Eugenio del Río, hizo pública una declaración, en la que se afirma entre otras cosas:

«La legalización del Movimiento Comunista supone el reconocimiento de una realidad que no se podía ignorar por más tiempo. El MC representa hoy, en efecto, una parte importante de la izquierda revolucionaria que ha surgido y se ha desarrollado en los últimos diez años al calor de la lucha contra el franquismo. Lamentamos profundamente que nuestra legalización no coincida con la de todos los partidos democráticos que lo han solicitado.»

« Es preciso que sea reconocida al más breve plazo la libertad de asociación -dice más adelante-, lo que equivale a la inscripción en el registro de una forma automática e incondicional de todos los partidos que lo deseen, sin que tal inscripción dependa del visto bueno arbitrario y antidemocrático del Gobierno.»

«El Movimiento Comunista no va a celebrar su legalización -afirma- Lo haría si con él hubieran sido inscritos todos los partidos antifascistas. Lo haría si no se tratara de una legalización tan tardía que ha causado graves daños a toda la izquierda revolucionaria. El Movimiento Comun Ista seguirá combatiendo con la misma energía que hasta hoy por solucionar los graves problemas que el franquismo nos ha legado. Por una Constitución plenamente democrática, por los derechos al autogobierno y la autonomía y a la autodeterminación de los pueblos del Estado español. Por una forma de gobierno republicana y por un Estado federal. Por la amnistía total. Por unas medidas económicas que contrarresten los peores efectos de la crisis actual sin deteriorar todavía más la condición de las clases trabajadoras. Por la igualdad de la mujer en todos los órdenes. Por un a política exterior de independencia de los bloques militares de neutralidad y solidaridad con los países del Tercer Mundo.»

«El Movimiento Comunista entiende que el camino del socialismo no podrá hacerse si no se logra la unidad de los partidos de izquierda. unidad por la que seguirá laborando con todas sus fuerzas.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 1977

Más información

  • A la vez que se autoriza al Movimiento Comunista