Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromiso de los parlamentarios vascos para recuperar los fueros

«La Asamblea de Parlamentarios vascos, reunida junto al árbol de Guernica, hace pública su protesta por aquella funesta ley abolitoria d e los Fueros vascos y manifiesta su decisión de defender el derecho del pueblo vasco a recuperar sus instituciones históricas, entendiendo que el primer objetivo de su actuación parlamentaria es precisamente el de conseguir la devolución del poder foral y las libertades originarias de los vascos.»

Este es el párrafo más significativo de la declaración hecha ayer por la mañana en Guernica por la Asamblea de Parlamentarios vascos, en la conmemoración del 101 aniversario de la abolición de los Fueros vascos (21 de julio de 1876).El acto, al que acudieron veintidós parlamentarios pertenecientes a PNV, PSOE, Euskadiko Eskerra, UCD y AP -estuvo presidido por Manuel de Irujo y la mesa de la Asamblea integrada por los señores Urralburu, Maturana, V lana y Vizcaya.

Tomó la palabra en primer lugar Manuel de Irujo quien hizo un resumen de los acontecimientos históricos que llevaron a la pérdida de los Fueros vascos a partir de la ley de 21 de julio de 1876, dictada por Cánovas. Tras destacar la actitud diferencial de Navarra con respecto a las otras tres provincias, con respecto a los Fueros, dijo: «Me complace hacer constar que estamos aquí en la mesa presidencial tres navarros que tomamos como nuestra la lucha de los parlamentarios vascos por resolver la situacl ón impuesta al País Vasco por la ley. »Posteriormente, Xavier Arzallus, autor del texto aprobado, señaló que el mismo está escrito en la misma línea tradicional de protesta histórica de los demócratas vascos que preced leron a la guerra civil. «La esencia de cualquíer autonomía que se quiera dar pasa por la devolución del precedente histórico, de los derechos forales que se los arrebataron en octubre de 1839.»

Luego, en la declaración final -único punto del día de la sesión de ayer de la Asamblea de parlamentarios vascos-, se añade: «A pesar del tiempo transcurrido, nuestro pueblo, que no ha cesado de reclamar la devolución de sus libertades originarlas, sufre todavía las consecuencias de aquella privación unilateral y violenta. »

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 1977

Más información

  • En el 101 aniversario de su abolición