Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recibimiento entusiasta a Daniel Panisello en Munchante

Pamplona Daniel Panisello, el último de los presos politices vascos que quedaban en las cárceles de los detenidos con anterioridad al 15 de diciembre, llegó a última hora de la noche del miércoles a su pueblo, Munchante. Cerca de mil personas le esperaban en la plaza, que comenzaron a gritar Presoak kalera, Daniel, el pueblo está contigo. Euzkadi, mañana será republicana, etcétera.

Panisello, miembro del FRAP, detenido en Valencia en septiembre de 1975 agradeció a las personas que se habían congregado en la plaza del pueblo su labor para que fuera amnistiado, señalando que «hasta que no estén todos los presos en la calle y vuelvan los exilia dos, no pararemos».

Después de cantar el Eusko gudiariak gera y el Batasuna, los reunidos se disolvieron. Panisello, veintiséis años, tenía pendiente un proceso, acusado de ser responsable de un grupo de combate del FRAP por el que el fiscal solicitaba 110 años de cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 1977