Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberalizar la economía, control de rentas, y saneamiento del sector público, programa de Fuentes Quintana

El análisis de la situación económica española y de su tendencia exige un cambio radical en la política económica impuesto por la imposibilidad de continuar con un proceso inflacionista tan intenso como el actual y por el insalvable obstáculo de un déficit exterior como el que registramos en este momento.

En estos términos se expresa el informe de coyuntura que el profesor Fuentes Quintana, vicepresidente económico del nuevo Gobierno, elaboró en la Confederación de Cajas de Ahorro y que ha sido publicado en el número 5-6 del boletín de esta institución aparecido ayer.,En este boletín de coyuntura que el profesor Fuentes dirige desde primeros de año, tendremos que encontrar las claves de la política económica del nuevo Gobierno, ya que en él se expresaron las opiniones del profesor. Lo que queda claro en el último informe dedicado con amplitud al balance de la actual crisis y realizado por el equipo de Fuentes Quintana cuando éste no podía pensar en su paso al frente del equipo económico como vicepresidente segundo del Gobierno, se apuntan una serie de opiniones sobre los objetivos deseables para la política económica.

Por el interés de este análisis resumimos sus conclusiones, al margen de que en próximos días recordemos los últimos juicios y consejos del profesor Fuentes acerca de la situación económica española.

El objetivo, según el estudio que comentamos, debe ser: «Restablecer las condiciones para un desarrollo económico satisfactorio de la producción, que consolidando el proceso de recuperación en curso permita ofrecer en el futuro nuevas oportunidades de empleo. Conseguir este fin es imposible sin atajar el actual proceso inflacionario. »

Inflación: enemigo público número uno

La inflación aparece, pues, como tema clave para la nueva política económica. Si no se reduce su tasa actual, ni el déficit del sector exterior, ni el empleo, ni la política de rentas pueden encontrar cauces de solución.El informe señala finalmente el conjunto de actuaciones de Política económica que se requieren. Son las siguientes:

Devaluación

En el frente exterior se plantea «el desarrollo de una política cambiarla fijada por la capacidad adquisitiva de la peseta. El despliegue de una política de fomento de las exportaciones. El despliegue de una política de fomento de las exportaciones. La moderación de las importaciones en los sectores agrícola y energético. Una dirección centralizada de la política de endeudamiento exterior».En el frente interno se plantean cinco tipos de actuaciones básicas:

Sector público

1 Saneamiento del sector público en tres direcciones: «presupuestaria, que equivale a presupuestos completos e integrados del sector público», se refiere a Seguridad Social, los llamados presupuestos generales, empresas públicas, etcétera. «Gasto público, que exige una racionalización en cuanto a su elección y una descentralización.» Finalmente, «la de financiación, consistente en revisar precios públicos e imposición ensayando una reforma gradual y su mejor aplicación por una Administración tributaria renovada.»

Liberalización

2. Reducción del área de no mercado que supone revisar subvenciones, revisar el crédito oficial, liberalizar coeficientes de inversión obligatoria, tipos de interés y mercado de obligaciones.3. Extender la competencia y libertad económica tanto en la industria como en las condiciones de trabajo.

Control de rentas

4. Política de rentas. Es el punto más difícil del programa, según sus autores, y al que dedican más espacio. La alternativa es «una política acordada de retribuciones con los sindicatos y que se sitúe en un marco más amplio que abra la discusión sobre otros aspectos de la reforma social y económica. La definición de las bases de esta política económica tendrá que hacerse sobre unos objetivos de precios que el país acepte y el Gobierno haga respetar con la ayuda imperativa de la política monetaria y la fiscal. Sobre este fundamento podría ensayarse la negociación y el acuerdo de este tipo de política de rentas».Junto a esto, el informe se detiene en la consideración de un seguro de desempleo aceptable y suficiente.

5. Política monetaria, que haga factibles los puntos anteriores. Toda esta política requiere una conformidad de los organismos internacionales (OCDE, FMI), ya que la financiación exterior vía créditos o entradas de capital para inversión, será un recurso transitorio para enfrentarse al problema del sector exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 1977

Más información

  • Según escribe en el boletín de las Cajas de Ahorro