Campaña electoral para el Congreso y el Senado (mítines)

"La Democracia Cristiana debe dar estabilidad al proceso político español"

Aldo Moro, ex jefe del Gobierno italiano y presidente de la Democracia Cristiana de su país, llegó ayer a Madrid para apoyar, cara a las próximas elecciones, la opción democristiana representada por los partidos que se agrupan en el Equipo Español de la Democracia Cristiana (Federación de la Democracia Cristiana, Unió Democrática de Catalunya, Unió Democrática del País Valenciá y Unió Democrática de les Illes Balears). Tras su estancia en Madrid, el primer ministro italiano visitará Granada, Córdoba y Sevilla, donde participará en diversos mítines, junto con los dirigentes democristianos Joaquín Ruiz-Giménez y José María Gil-Robles y Gil-Delgado.En una conferencia de prensa celebrada a su llegada a la capital de España, Aldo Moro negó que fuera a mantener contactos con el Partido Demócrata Cristiano integrado en la Unión del Centro Democrático (UCD), ya que el exclusivo objetivo de su viaje es, precisamente, «apoyar la campaña de los, democristianos integrados en el Equipo». «Los partidos democristianos europeos sólo pueden apoyar -dijo- a aquellos partidos que están reconocidos por la Unión Europea de la Democracia Cristiana y tienen las características de un verdadero partido democristiano. »

Más información
Más de 100.000 personas con Felipe González y Raventós
Puesta en marcha de la "Operación Ariete"

Respecto al papel de la democracia cristiana española en el futuro, el primer ministro italiano manifestó que deberá ser el de dar estabilidad al proceso político español y ser un factor de progreso de la sociedad española, «papel -precisó- que durante treinta años ha venido desempeñando la democracia cristiana italiana». Sobre la táctica política que debería seguir la democracia cristiana española, el ex primer ministro italiano manifestó que él sólo podía poner el ejemplo de la democracia cristiana italiana, que «ha seguido -dijo- una trayectoria prudente y adecuada, según las situaciones, sin renunciar a pactar con otras fuerzas políticas no comunistas». Alguien preguntó al político italiano cuál era su opinión sobre los escasos porcentajes que obtiene la democracia cristiana española en los sondeos sobre. intención de voto en las próximas elecciones, a lo que respondió que «habrá que ver no sólo lo que va a pasar el día, 15, sino después». «Habrá que ver -precisó- cuál es el movimiento de fondo de la sociedad española. »

Sobre las posibles reticencias italianas al ingreso de España en la Comunidad Económica Europea, Aldo Moro manifestó que «su país siempre había mantenido que el problema del ingreso de España en a CEE no era sólo político, sino también técnico, dada la concurrencia de las agriculturas de los dos países». «Se trata -manifestó- de un problema técnico que se estudia a nivel comunitario. Lo que puedo decir es que Italia no se escudará en este problema para oponerse al ingreso de España, ya que todos los problemas técnicos tienen solución.»

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS