Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Ricardo Souvirón,

de veintiséis años, valenciano, ex obispo de El Palmar de Troya, ha querido reintegrarse a la Iglesia. «Cuando me di cuenta de lo que estaban haciendo y lo que pretendían, me marché de allí, porque la Iglesia es una, la de Pedro.» Según el obispo dimisionario, Clemente Domínguez lleva ordenados unos cien prelados, y siguen llegando gentes de todo el mundo para ser ordenadas. Se da la circunstancia de que Ricardo Souvirón ha sido ordenado no por Clemente, sino por el obispo vietnamita que estaba en El Palmar, de forma que su ordenación puede no ser lícita, pero, sin embargo, es válida. En sus proyectos, Ricardo Souvirón piensa marcharse a misiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1977