Presentación del libro "Del franquismo a una democracia de clase"

Ayer se presentó en el Colegio Mayor Chaminade el libro de José Vidal Beneyto titulado Del franquismo a una democracia de clase, editado por Akal. Intervino en el acto, en primer lugar, Francisco Fernández Ordóñez que dijo fundamentalmente: «No es una coincidencia que en una situación preelectoral tan extraña estemos hoy aquí juntos. Y no es una coincidencia porque aunque, nos encontramos en opciones políticas distintas, nos conocemos muy bien, tenemos muchas horas de análisis comunes; somos, como diría Miguel Hernández, compañeros de guerra y esperanza, y seguimos jugando la misma partida: la lucha por la libertad y la democracia.»Manifestó que no estaba de acuerdo con la crítica a la democracia burguesa que se formula en el libro, y dijo que en estos momentos España, cuando no se ha llegado a la verdadera democracia, donde no hay todavía una completa legalización de partidos y libertad sindical, hay que valorar debidamente lo que se llama la democracia formal burguesa.

Después habló Rafael Calvo Serer, que prefirió recordar la figura del autor y su actividad dentro de la Junta Democrática y alabó la inteligencia crítica del sociólogo, y recordó especialmente el poder organizativo de Vidal Beneyto en la reunión de Munich de 1962, y en la propaganda exterior y por el mundo de la Junta Deinocrática de la que fue uno de los más grandes animadores.

Seguidamente Ramón Tamames formuló algunas objeciones al libro, entre ellas que no se contase la historia de la Junta Democrática, pues Vidal Beneyto había sido una de las figuras más importantes en la estructuración de dicha Junta. Le pareció que el libro tenía en sus cuatro partes una falta de trabazón interna que perjudicaba a su unidad de conjunto. La clave del libro, para Tamames, se encuentra en que predice para España la sustitución del franquismo por una democracia limitada.

Por último, Vidal Beneyto replicó a la crítica de Tamames y reafirmó la tesis básica del libro, de que España no va hacia una democracia formal ni a una democracia auténtica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de mayo de 1977.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50