Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suárez y Carter tratarán temas politico-militares, nucleares y comerciales

El futuro de las relaciones político-militares entre España y Estados Unidos, el problema de las centrales nucleares españolas, dependientes de la tecnología norteamericana, el serio déficit de la balanza comercial española con respecto a USA, estimado en 1.600 millones de dólares, serán tres de los temas principales a tratar en la entrevista que mantendrán el próximo día 29 el presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez, y el presidente Jimmy Carter, según nos manifestaron fuentes diplomáticas españolas. La visita del presidente Suárez a Estados Unidos, aseguraron dichas fuentes, comenzó a prepararse por parte española en los primeros días de enero, antes incluso de la toma de posesión de Carter.

La estancia del señor Suárez en Washington no tendrá, sin embargo, carácter de «visita de Estado», según la terminología diplomática norteamericana y, al decir de las citadas fuentes, España estaba interesada en un intercambio de puntos de vista entre los jefes del ejecutivo de cada país, más que en los aspectos externos de la visita.La próxima «visita de Estado», según las normas diplomáticas al uso en la comunidad internacional, debería corresponder al presidente norteamericano, para devolver la que hizo el rey Juan Carlos como Jefe del Estado español a Washington en el mes de junio del año pasado. Fuentes cercanas a la embajada española en Washington no descartaron que el presidente Suárez fuera portador de una, invitación al presidente Carter para visitar España en el futuro, aunque aseguraron que por el momento no hay nada concreto sobre el tema.

El secretario de Estado norteamericano, Cyrus Vance, podría viajar a España muy probablemente en el próximo mes de mayo, después de que asista a la reunión de la OTAN que se celebrará en Bruselas según informaron las citadas fuentes diplomáticas. Esta visita correspondería a los previsto en él Tratado de Amistad y Cooperación entre España y Estados Unidos, que dispone que cada seis meses se reúna el consejo hispano-norteamericano, presidido por los cancilleres de ambos países. Esta reunión debía haberse celebrado en Madrid en abril, pero será retrasada hasta mayo.

Visita a Canadá

Refiriéndose al Tratado de Amistad y Cooperación entre España y Estados Unidos, las fuentes dijeron que en la entrevista entre los presidentes Suárez y Carter no se replanteará el mismo, aunque quizá se pueda hablar del futuro de este acuerdo. Las citadas fuentes negaron la existencia de cláusulas secretas en el tratado vigente, aunque reconocieron la existencia de este tipo de cláusulas en los acuerdos hispano-norteamericanos de 1953 y de 1970.Aunque el programa de la visita de Suárez a Estados Unidos no está ultimado, se da como seguro que, aparte de su entrevista con Jimmy Carter el día 29, el jefe del Gobierno español se reunirá con el secretario general de las Naciones Unidas, Kurt Waldheim, con un grupo de senadores y congresistas estadounidenses, con embajadores latinoamericanos en Washington y con el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Alejandro Orfila.

Según las fuentes diplomáticas mencionadas, la entrevista entre Suárez y Carter constará de tres aspectos: el intercambio de puntos de vista entre los dos Gobiernos, temas de política bilateral, entre los que se incluirían los ya citados más arriba y problemas internacionales de interés general.

La visita del presidente Suárez a Canadá, aún no confirmada oficialmente, habría sido a invitación expresa del Gobierno de Ottawa, con el que Madrid mantiene relaciones que fueron calificadas de «excelentes» en medios diplomáticos.

El presidente del Gobierno español no requerirá ayuda económica de Washington, aseguraron las fuentes, que, sin embargo, no descartaron la posibilidad de futuros contactos a nivel de ministros de Hacienda en que podrían tratarse temas económicos.

Las citadas fuentes españolas desmintieron que se fuera a otorgar al presidente Suárez un recibimiento de «candidato» por parte norteamericana. El señor Suárez se alojará durante su estancia en la capital federal en la «Blair House», residencia oficial de los dignatarios extranjeros; será recibido por el presidente Carter en la Casa Blanca, aunque no con el protocolo de una «visita de Estado» y muy probablemente almuerce en la misma, quizá con el vicepresidente Mondale y otros altos funcionarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 1977

Más información

  • Cuestiones fundamentales para la entrevista Suárez-Carter