Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EIA, un partido esencialmente obrero

«ElA nace como una herencia de una lucha desarrollada durante quince años por ETA. Nace hoy, pero tiene detrás muchos muertos, muchos encarcelados. Esa historia es también nuestra historia y no renunciamos a ella.La sangre de los que han dado la vida por Euzkadi es nuestra sangre, la cárcel es nuestra cárcel y el exilio es nuestro exilio.»Con estas palabras de uno de sus dirigentes, Goyo López Irasuegui, se presentó ayer en el frontón Gallarta (Vizcaya) el Partido Para la Revolución Vasca (Euskal Iraultzarako Alderdia). Cerca de 4.000 personas permanecieron de pie por espacio de casi tres horas en un ambiente que al final se hizo irrespirable.

«Es cierto -añadió López Irasuegui- que no somos ETA, pero esa separación no significa un abandono de los ideales por los que ETA luchó durante quince años. Nosotros continuaremos- la lucha de otra manera. Ellos seguirán la lucha armada, nosotros mantendremos la lucha política.»

Frente a la oposición histórica entre nacionalismo y socialismo, ElA pretende agrupar a los dos conceptos. En su formulación teórica, que corrió a cargo fundamentalmente de Francisco Latamendía, ElA pretende ser la organización obrera, con una concepción marxista leninista, dentro de lo que se ha dado en llamar la izquierda abertzale, que a niveles operativos se agrupa en la coordinadora abertzale socialista. En este contexto general, en el que todos están por la independencia y el socialismo de Euzkadi, ElA defiende únicamente la opción obrera. -

Junto a estos dos líderes de EIA intervino también Iñaki Martínez, que explicó las razones que les habían llevado hasta Gallarta como cuna que ha sido del socialismo vasco.

Las madres de Antonio Campillo y Roque Javier Méndez, dos militantes de ETA muertos, explicaron la lucha de sus hijos como la de unos hombres que combatieron contra la explotación del hombre por el hombre.

En el transcurso del acto, presidido por una gran fotografía de Perthur, se dio lectura a un comunicado de ETA en el que se apoyaba el camino iniciado por EIA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de abril de 1977

Más información

  • Recoge la herencia de ETA