Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte multa a Rexach, Marcial y Neeskens

A las siete de la tarde de ayer se reunió la junta directiva del Barcelona para tratar de las sanciones a imponer a los tres jugadores que en la noche del domingo se salieron de la concentración para tomar unas copas en una discoteca de Madrid. Asistió a la misma el presidente del club, Agustín Montal, así como « el segundo de abordo, Raimundo Carrasco, presidente de la comisión deportiva del club. Acudieron, para ser interrogados, Marcial y Rexach. Después de una hora de reunión, la junta directiva del Barcelona determinó imponer una sanción económica de 100.000 pesetas a cada jugador y mantenerlos dentro de la disciplina normal del equipo, sin apartarlos. No obstante, ambos jugadores, pese a ser la sanción inferior a lo previsto, se mostraron bastante molestos, no sólo por la cuantía de la misma, sino también por el hecho de no haber sido escuchados en sus versiones, pese a la convocatoria que efectuaron con ellos. Es decir, que ambos acudieron a declarar y no les dejaron hacerlo. Concretamente, Marcial, al conocer hacia las 8.30 de anoche la sanción impuesta por el club, dijo: «Es imposible; para mí no hay ningún perdón en este club, mientras en él esté como entrenador Rinus Michels.» Palabras muy fuertes que corroboró asimismo el otro jugador azulgrana, Carlos Rexach. Ambos coincidieron en lo siguiente: "Hay una clara discriminación entre unos jugadores y otros dentro de la plantilla, y mientras esto existía, las cosas no pueden marchar bien"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de marzo de 1977