Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia Democrática promoverá un sindicato de magistrados

Justicia Democrática (JD) acaba de celebrar en Madrid su primer congreso, cómo consecuencia del cual ha emitido un comunicado propugnando una democratización de las estructuras de la administración de Justicia y su control popular. Asimismo, el congreso acordó promover un sindicato, defender la posibilidad de pertenecer a partidos políticos, aunque no de desempeñar cargos directivos y promover una aplicación del Derecho tendente al desarrollo democrático de la sociedad. Asistieron al congreso más de setenta miembros de las carreras judicial y fiscal y del secretariado, y estuvieron presentes, como observadores, representantes de organizaciones análogas de Francia, Portugal e Italia.

La información sobre el congreso fue facilitada ayer por miembros de la mesa del mismo a un reducido grupo de periodistas, con grandes cautelas, que los informantes lamentaron, pero que consideraron imprescindibles, mientras que JD continúe en la clandestinidad. Se trató de la tercera rueda de prensa desde su fundación.A este primer congreso se ha Hegado tras unos cinco años de actividad como fuerza vinculada a la Junta Democrática y fundadora de Coordinación Democrática. En las reuniones para crear este último organismo de la Oposición, Justicia Democrática actuó de moderador entre la Plataforma de Convergencia y la Junta Democrática que pretendía fusionarse, con lo que JD, que no constituye un partido, contribuía a su objetivo de servir de instrumento de cohesión política.

El número de miembros de JD, unos doscientos, representa el 10 % aproximadamente de las plantillas de magistrados, jueces, fiscales y secretarios de juzgados, distribuidos en toda España, y de composición ideológica plural, desde liberales, pasando poÍdemocristianos, hasta marxistas. Contra lo que se creyo en los primeros años de funcionamiento de JD, no existe predominio de los comunistas. La edad media de los integrantes de JD oscila entre treinta y cuarenta años,

El desarrollo del congreso se ¡nició con la elección de una mesa representativa del abanico geográfico e ideológico que cubre JD, y durante los tres días de su celebración estudió los dos temas siguientes: «La justicia en un Estado democrático» y «Futuro de Justicia Democrática». Las deliberaciones -según nuestros informantes- ofrecieron una muestra de la pluralidad ideológica de JD, pero hubo escasos momentos de tensión. Los acuerdos se adoptaron por mayoría, y entre ellos el de delegar en la mesa del congreso para la redacción de un comunicado informativo final.

Sobre el tema de «La justicia en un Estado democrático», JD propugna «una democratización de las estructuras de la Administración de Justicia que ha de concebirse como. poder del Estado -el poder judicial-, mediante la introducción del sistema electivo para la designación de los órganos superiores de gobierno del poder judicial, ejerciéndose el derecho de sufragio por todos los funcionarios de dicho poder".

«En cuanto al ejercicio de la función judicial, sobe la base ineludible de la soberanía popular y de las libertades públicas -sigue el comunicado-, el control democrático de la misma, a través de diversas iristitucionalizaciones, como lo son la participación popular en la función de juzgar y la publicidad, entre otros más.»

En el tema «Futuro de Justicia Democrática», los acuerdos textuales del congreso fueron: «1.º, debe subsistir JD en el momento político actual -por no haberse conseguido la instauración de un Estado democrático-, con su misma estructura, fundamento y objetivos; 2.º, JD debe promover un sidicato cuyas características, composición y funcionamiento serán objeto de un estudio posterior al congreso y en íntima relación con la evolución de la situación política; 3.º, la condición de miembro del poder judicial no puede impedir la pertenencia a partidos políticos y organizaciones sindicales, rechazándose, en cambio, la posibilidad de desempeñar cargos directivos; 4.º, JD debe promover en todo momento, una aplicación del Derecho tendente al desarrollo democrático de la sociedad.»

Por otra parte, el congreso criticó la creación de una Audiencia Nacional, y reafirmó sus anteriores peticiones, entre ellas, las de amnistía total, abolición de la pena de muerte, supresión de la discriminación normativa por razón de sexo, derogación total del decreto-ley antiterrorismo, cooficialidad de idiomas en el proceso, supresión de las facultades sancionadoras de la Administración que invaden el ámbito del poder judicial, control pos los tribunales de la policía judicial y supresión del fuero policial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 1977

Más información

  • Ha celebrado su primer congreso con asistencia de observadores extranjeros