La denominada Cuesta del Sagrado Corazón,

que conecta la zona de la avenida de Pío XII con la de Arturo Soria por encima del último tramo inaugurado de la avenida de La Paz, permanece desde hace varios meses salpicada de baches y metas que dificultan notablemente el tránsito rodado por la zona. Si bien los vehículos más afectados por la situación del firme de la Cuesta son los ciclomotores, los usuarios de distintas líneas de autobuses -que cruzan la calle- también padecen cotidianamente esta situación, que no parece ofrecer visos de solución.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción