Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Polémica en torno al consumo de bebidas alcohólicas

Se ha suscitado -como era previsible- una amplia polémica en torno al alcoholismo. Mientras la comisión de especialistas de la Dirección General de Sanidad aporta datos escalofriantes, el presidente de la Agrupación Nacional de Fabricantes de Licores, Nicomedes García Gómez, afirma que se están exagerando las cosas, y que incluso se han manipulado cifras incluyendo, por ejemplo, el consumo alcohólico de los turistas, entre el consumo de los españoles. El tema es en cualquier caso grave, porque el alcoholismo es una enfermedad dramática, larga, y de unas consecuencias sociales tremendas. Ramón Sánchez-Ocaña ha preparado este informe.

«Es que existe un gran interés en exagerar las cosas en relación al consumo nacional de alcohol -argumenta el presidente de los fabricantes de licores-. Se está creando un ambiente de histerismo, ya que España ni es el país que más bebe en el mundo ni el consumo de licores en nuestro país puede compararse a Francia o a otras muchas naciones europeas. Si algo merece destacarse es nuestro consumo de vino.»En las declaraciones a la revista Aral y que recoge parcialmente: Europa Press, Nicomedes García Gómez dice que las cifras de consumo de alcohol per cápita pueden estar alteradas, ya que en ellas «se incluye el consumo del turismo que ha podido llegar a absorber el 30 o el 40 %».

Por último, el señor García Gómez dice que el sector licorero está francamente en crisis provocada, entre otras cosas, por las «injustas campañas antialcohólicas que se están haciendo, culpando a las bebidas de todos los males habidos y por haber».

Los muertos del alcohol

Sin embargo, los datos que proporciona la memoria de la comisión interministerial para el estudio del alcoholismo y del tráfico y consumo de estupefacientes son rotundos: hay una creciente disponibilidad de bebidas alcohólicas y el alcoholes, de forma directa o indirecta, la quinta causa de muerte en España, produciendo casi el doble que los accidentes de tráfico. Los expertos dicen: la mitad de las defunciones por cirrosis hepáticas son atribuibles al alcohol. El 35 % de los accidentes de tráfico son también atribuibles al alcohol. Uno de cada cuatro suicidios se da entre alcohólicos. Total, que cada año mueren, por el alcohol, 7.960 españoles.Se añade además que si las pautas de consumo siguen la línea actual, dentro de cuatro años el alcohol será la tercera causa de muerte en España.

Haciendo recaudar por el alcohol más de 7.000 millones de pesetas año. Del alcohol viven en España 35.000 empresas que ocupan a 2 10.000 hombres.

- Dos de cada tres varones beben diariamente.

- Uno de cada dos habitantes bebe en las comidas.

- Uno de cada diez hombres bebe exclusivamente fuera de las comidas.

- Cuatro de cada diez varones bebe también fuera de las comidas.

- Dos de cada diez varones bebe por las mañanas.

- Más de uno de cada diez bebe en ayunas.

El problema es amplio porque seis millones de españoles están ligados al alcohol como problema. Casi tres millones de forma directa padecen sus consecuencias. El resto, son los familiares que padecen igualmente la enfermedad alcohólica, aunque no sea más que por contemplación o compañía.

El número de mujeres alcohólicas se estima en 400.000.

Las causas

Cada escuela psiquiátrica acusa a un factor como determinante del proceso alcohólico. Se habla de alergia, de genética, de herencia y, desde luego, de presión social, de costumbre. Beber es un rito. Y las cafeterías a última hora de la tarde se llenan. Cualquier espectador diría que «necesitamos del alcohol para dormir», lo mismo que dijimos los españoles de los peruanos: que necesitaban la coca para trabajar». «El problema etiológico del alcoholismo no está resuelto -afirma el doctor Cáceres- pero puede pensarse que las causas iniciantes son absolutamente sociales. ¿Se concibe hoy una fiesta sin alcohol?»

Lo que consumimos

Siguiendo la memoria de la comisión interministerial para el estudio del alcoholismo nos encontramos con que España ocupa el cuarto lugar europeo en el consumo de alcohol por habitante y año. Según el doctor González Duro estamos a muy poca distancia de Alemania, y por encima de nosotros están Francia -17,13-, Portugal -15,6- e Italia -13,8- España consume 12,1 litros.Lo que más bebemos los españoles es vino, y en especial dentro de los sectores calificados como económicamente insuficientes. En las muestras de población general la mitad no consume vino. En las muestras, por ejemplo de industrias-pesadas, solamente el 18 % no lo consumen.

En general, el español ingiere al año 85 litros de vino, 42,5 litros de cerveza, 3,39 litros de brandy y 3,50 litros de licores.

Así está la situación. Por un lado, el sector licorero está en crisis, y se argumenta que las campañas antialcohólicas están exageradas. Por otro, las cifras y la preocupación médica y social por el alcoholismo, que digámoslo nuevamente, afecta al 10 % de la población española son elocuentes. Y no hay ni centros exclusivos de tratamiento de alcohólicos, ni siquiera conciencia de que es una enfermedad social que hay que tratar socialmente, desde su misma génesis. Porque no es lícito que se nos diga que una copa «es el mejor aliado de nuestra lucha diaria», si después no se añade... «para perderla».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 1976

Más información

  • Aunque los fabricantes consideran que el tema se exagera, es la quinta causa de mortandad