Cortes: sesión de la tarde

Alianza Popular amenaza con la abstención si no se aprueba el sistema electoral mayoritario

El tema del procedimiento electoral constituyó en la sesión de las Cortes de la tarde de ayer en la que se debate el proyecto de reforma política el eje principal sobre el que giró la mayoría de las intervenciones de los procuradores. El señor Martínez Esteruelas, en nombre de Alianza Popular propuso, frente al criterio de la ponencia que prefiere un sistema proporcional, el sistema mayoritario. Esta propuesta fue contestada, en apoyo de la ponencia, por representantes del ala más liberal de la Cámara, los señores Cisneros, Meliá, Aparicio Bernal y Meilán Gil.

Cruz Martínez Esteruelas dedicó la totalidad de su intervención a la defensa del sistema mayoritario. Comenzó advirtiendo que actuaba como portavoz de Alianza Popular y aludió en primer lugar a la tensión que vive la cámara legislativa en el presente momento histórico, por la envergadura de los temas y porque se han empleado voces graves. Elogió la labor de las Cortes de Franco y la figura del Caudillo. Indicó más adelante que si se dejan tratar determinados aspectos en el Pleno, los procuradores de Alianza Popular votarán sí. «En caso de que no se trataran esos temas -amenazó- se colocará a los procuradores en el trance de la abstención, teniendo en cuenta que no es lo mismo que obstrucción. »Entrando en los aspectos concretos de las enmiendas presentadas por el grupo que representa, insistió en la necesidad de que las elecciones para el Congreso se rijan por criterios mayoritarios, «ya que este sistema proporciona la constitución de grandes fuerzas políticas y de lo contrario cualquier rencilla se puede convertir en un partido ».

En cuanto al sistema proporcional señaló que motiva la unión de partidos de ideología a veces contrapuesta, y como argumento en contra del mismo dijo también que es reclamado sistemáticamente por todos los partidos comunistas de Europa, añadiendo que ante el panorama de siglas existentes en el país se debe propiciar el sistema mayoritario que facilita las uniones.

Finalmente, el señor Martínez Esteruelas pidió que la norma electoral sea una ley votada en Cortes y dijo que valdría la pena el pronunciamiento por separado de la Cámara sobre este tema, al tiempo que insistía nuevamente en la petición de que sea sometida a votación por separado la enmienda que reclama el sistema mayoritario.

Rafael Clavijo, procurador en representación de los cabildos de Tenerife, intervino a continuación para defender su enmienda en el sentido de que las cinco islas menores de Canarias cuente cada una de ellas con un senador y un diputado. Argumentó que la provincia es artificial, algo que fue necesario crear y la región no está compuesta por dos provincias, sino por siete islas. Indicó que Canarias quería seguir siendo española a pesar de que muchas de las promesas que se les habían hecho no habían sido cumplidas. Su intervención fue muy aplaudida.

Seguidamente tomó la palabra Salvador Serrats, procurador sindical que comenzó señalando que los medios de comunicación, en el período precedente al Pleno, habían machacado a la opinión pública respecto a este proyecto, y «nos han emplazado a los procuradores».

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Manifestó que la reforma es necesaria, y que debe ser convertida en proyecto de ley que pueda someterse a referéndum como primer paso para que las nuevas Cortes propicien la continuidad evolutiva que demanda la nueva sociedad. Propuso que cualquier reforma constitucional debe ser aprobada con mayoría de tres quintos de los miembros del Congreso y del Senado.

Señaló más adelante que debía modificarse el status constitucional del Rey, de forma que el Monarca no quede física y personalmente en relación beligerante con el pueblo para evitar unas consecuencias que podrían ser incalculables.

No entró en la cuestión sobre el procedimiento electoral, mayoritario o proporcional, pues consideró que esta cuestión debía ser relegada a una ley electoral. Refiriéndose a la negociación de esa ley, dijo que si el Gobierno cree conveniente negociar con la llamada oposición, es su problema, «pero los que componemos las Cortes -añadió- pertenecemos a fuerzas políticas legalizadas y. nos hallamos interesados y tenemos el derecho y el procedimiento constitucional para debatir ese proyecto».

Tras veinticinco minutos descanso, correspondió el turno de defensa de su enmienda al procurador sindical Dionisio Martín que se definió nacionalsindicalista. Analizó primero el futuro de la democracia liberal en contraposición con el sistema comunista y dijo que aquélla será eliminada de Europa algunos años antes de que finalice el presente siglo si no acierta a reformar, de manera urgente y positiva, sus propios esquemas institucionales.

Denunció que con la reforma se pretendía desmantelar el régimen de Franco. Afirmó que faltaba razón a quienes nos calificaban de inmovilistas, por oponernos a que España retorne a fórmulas constitucionales que hubieran tenido encaje en las Cortés de Cádiz.

Defendió seguidamente su enmienda, cuyo punto fundamental consiste en proponer que el 40% de los diputados del Congreso estará formado por representantes de los trabajadores, técnicos y empresarios de cada una de las ramas de la producción, elegidos por sufragio directo y secreto por cuantos participen en dichas ramas.

Por último, criticó el proyecto de reforma del Consejo de Economía Nacional como un intento de desplazar a los representantes de las fuerzas de la producción de «posiciones políticas legítimamente conquistadas».

José Luis Meilán, último de los enmendantes, habló a continuación como representante del Grupo Parlamentario Independiente, que solicitó que se matizaran y desarrollaran los criterios de representación proporcional que no quedara duda de la autoridad y libertad de estas de estas primeras elecciones.

Respecto al sistema electoral defendió, frente autoridad y libertad de estas primeras elecciones.

Respecto al sistema electoral defendió, frente a los anteriores oradores, en especial frente a la tesis de Alianza Popular presentada por Martínez Esteruelas, el sistema proporcional «por ser la mejor de las opciones que podemos tener los españoles». Señaló asimismo -que el sistema mayoritario puede provocar el rechazo por parte de la oposición.

Cerca de las nueve menos cuarto, el presidente concedió la palabra a seis procuradores que habían solicitado intervenir en relación con los puntos modificados por la ponencia. Tres de ellos -los señores Cisneros, Aparicio Bernal y, Meliá- lo hicieron en defensa del criterio manifestado por la ponen cia de establecer un sistema electoral proporcional y sólo uno, Torcuato Luca de Tena lo hizo para defender la tesis contraria.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS