Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Una aclaración del Gay Power

Hemos leído el artículo-informe de Alfonso García Pérez titulado Los homosexuales españoles empiezan a organizarse, aparecido en su periódico el día 31 de octubre, y hemos creído conveniente hacer unas precisiones.Se afirma que es «la primera vez que se presentan en España grupos organizados de homosexuales». Estamos de nuevo ante la constante de siempre: el centrismo separatista (valga la contradicción) de Madrid no tiene límites. En 1971 se formó en Barcelona el MELB (Movimiento Español de Liberación Homosexual), con su boletín mensual Aghois, distribuido por subscripción, y en 1975 cambió su denominación por la de FAGC (Front d'Alliberament Gai de Catalunya) por el hecho de vivir todos sus componentes en el Principado y haberse disuelto el grupo que durante un cierto tiempo (1973-74) funcionó en Madrid.

Esta nueva organización homosexual, UHE, debiera haber tomado una denominación más auténtica y real (Unión Homosexual Madrileña Castellana, por ejemplo) -a no ser que tenga delegados o grupos en todas las «provincias», cosa que dudamos-.

El portavoz de UHE parece desconocer, pues, nuestra existencia cuando dice "todo esto era inexistente hasta la fecha en este país" y añade, en una incomprensible seguridad, «por la absoluta falta de seriedad organizativa de los que hay».

No entendemos lo que el articulista quiere decir cuando afirma que el homosexual es «víctima de una situación, pero a la vez es causante de ella», y que la sociedad también tiene derecho a defenderse de los homosexuales»; en ese caso también tendría derecho a defenderse de los negros, los judíos, los indios, los zurdos y los pelirrojos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de noviembre de 1976