Los vecinos de Manoteras, contra el Plan Parcial

Los vecinos del barrio de Manoteras han manifestado al Ayuntamiento de Madrid su disconformidad ante el proyecto de construcción de 150 viviendas en terrenos situados entre Manoteras y el barrio del Carmen, edificios que ocuparán una superficie de 27.242 metros cuadrados en terrenos que el Plan General vigente de 1963 califica como zona verde para parques y zona deportiva.

Estas viviendas estarían destinadas a los vecinos del Carmen que ocupan casas en malas condiciones. Ante lo que pudiera parecer un enfrentamiento entre los vecinos del Carmen y de Manoteras, estos últimos aseguran que «el Ayuntamiento nos pretende dividir y enfrentar con nuestra oposición legítima y legal al plan, para poder decir que los culpables, si las casas no se hacen, serán los de Manoteras; por ello, exigimos participación pública, conforme a la ley mediante conversaciones y examen conjunto con Gerencia para buscar soluciones y alternativas».Al márgen de la zona que el Ayuntamiento pretende destinar a las 150 viviendas, los vecinos se quejan de que otra importante superficie de terreno ha sido restada de la parte destinada a zona verde del plan general para ocupación del Ministerio de Marina.

Alegación de los vecinos

En cuanto al proyecto de construcción de las 150 viviendas, 266 vecinos de Manoteras presentaron un escrito al Ayuntamiento de Madrid manifestando su disconformidad ante el plan alegando que el actual plan parcial incurre, entre otras cosas, en «un manifiesto error de apreciación de hecho en la lectura y transcripción de los límites físicos de las zonas de usos de los planos correspondientes del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, además de una errónea interpretación de los preceptos legales de las vigentes leyes del Suelo y Ordenanzas de Edificación Municipal de Madrid, tanto por su diseño como por el cómputo de sus superficies».El fundamento legal en el que se basa la alegación es que la modificación del Plan General fue antes Plan Parcial. «Por ello -continúa la alegación-, habida cuenta de que se pretende ocupar 27.242 metros cuadrados con edificaciones y viales en un área calificada en el plan general como zona verde o espacio destinado a parques y jardines y zonas deportivas, el proyecto no ha sido previamente tramitado conforme al artículo cincuenta de la ley del Suelo, que exige su aprobación por Consejo de Ministros; lo cual hace que su aprobación definitiva pudiera constituir un acto de nulidad de pleno derecho, y que en su caso, pudiera ser también constitutivo de una infracción urbanística grave, según el artículo 266, segundo, de dicha ley.»

Según los datos que dan los vecinos firmantes de la alegación referentes a zonas verdes, en el Plan General había destinados 142.017 metros cuadrados, mientras que en el Plan Parcial el total de zonas asciende a 129.158 metros, lo cual significa que han desaparecido del plan inicial aproximadamente 12.840 metros de espacios libres.

Accesos viales

Acerca de los accesos viales la alegación de los vecinos aduce, como prueba documental que en la memoria del Plan Parcial de Ordenación del Polígono de Manoteras «Apostol Santiago» se dice claramente que «limita con la zona verde y deportiva del Plan General interpuesta entre este polígono y el barrio de Hortaleza; además de que en la redacción, urbanización y ejecucción de dicho plan de Manoteras en sus tres fases, durante los últimos diecisiete años nunca previnieron dejar accesos viales a la supuesta franja edificable de treinta metros que ahora surge limitando el barrio de Apostol Santiago por el Este, lo cual ha provocado que en el presente Plan Parcial hayan de solucionarse los accesos exclusivos a dicha franja mediante penetraciones de cien y doscientos metros de longitud que enlazan con la vía del Plan General que lleva a la estación de Hortaleza, para lo cual hay que atravesar las zonas verdes del Plan General, ocupando una superficie de 12.842 metros cuadrados. Este olvido trae consigo un costo económico aproximadamente veinte veces mayor que lo que hubiera supuesto haber dejado unos cuantos fondos de vías disponibles para prolongarlos hasta la nueva zona, la cual dista unos veinte metros del borde exterior de los fondos actuales. Por otra parte tal incomunicación viaria creará una «barrera psicológica» infranqueable entre los habitantes de ambos lados, que encierra además un costo social muy elevado».Tras aportar estos y otros argumentos en contra del proyecto del Ayuntamiento, los 266 firmantes de la alegación piden que se vuelva a la fase anterior a la aprobación inicial del Plan Parcial, por defecto de procedimiento manifiesto al constituir una modificación de las zonas verdes y espacios libres del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1963, vigente, por poder ser nula de pleno derecho la tramitación que se siga en este Plan Parcial tal y como está en la actualidad, y en consecuencia considerarlo desde su principio.

En cuanto a la participación de los vecinos en la elaboración de estos planes, piden también que en todos los casos se evite «la grave omisión por negligencia, abandono de las responsabilidades o razones cualesquiera, del artículo cuarto de la ley del Suelo, por la que los órganos competentes no han asegurado en absoluto la mayor participación posible de los interesados y en particular se ha restringido la posibilidad de ejercer los derechos de iniciativa e información por parte de las asociaciones de vecinos, corporaciones y particulares afectados, tanto en la formulación como durante la tramitación y gestión del plan. En adelante, exigimos el respeto y puesta en práctica del artículo cuarto mediante la organización de conversaciones, entrevistas con los técnicos redactores de cualesquiera de los planes que nos afecten».

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50