Protestan por la lentitud de las obras en sus viviendas

Ayer los vecinos del Poblado Dirigido de Orcasitas celebraron una asamblea para protestar por la lentitud con que el Ministerio de la Vivienda está acometiendo la remodelación del barrio. Al finalizar ésta, unas 5.000 personas recorrieron el barrio en manifestación. El día anterior las familias del bloque 7 desalojaron sus pisos, dadas las peligrosas condiciones de habitabilidad de los mismos: los muros de carga estaban agrietados, hasta el punto de que por algunas grietas se divisaba la calle.Hace unos cinco meses que en el «Boletín Oficial del Estado» salió anunciado que se tomarían las medidas oportunas para subsanar la situación del barrio. Las medidas consistían en demoler los bloques más afectados, construir sankys para alojar provisionalmente a las familias, y comenzar la construcción de 275 viviendas, que estarían terminadas para principios del 1977.

Hasta hoy, sólo se han levantado la mitad de los sankys. El resto se debía haber entregado hace unos diez días, y no ha sido así. La construcción de las viviendas va muy lenta, y en dos de las zonas no hay aún señales de obras.

Las familias del bloque 7 no han querido arriesgarse a seguir allí, y han llegado al acuerdo con el Ministerio de desalojarlas. Por unos días, mientras les entregan los sankys (que a su vez también son provisionales), se alojarán en hoteles, para lo que el Ministerio les concede 750 pesetas por persona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de octubre de 1976.