Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Barcelona

Discrepancias entre los partidos sobre el concepto de países catalanes

En el día de ayer prosiguieron en la Facultad de Derecho de Barcelona, las jornadas de debates de los Países Catalanes, iniciadas el pasado domingo. El tema ha resultado altamente polémico en Cataluña, en el terreno político. Se trata de analizar si el conjunto formado por el Principado de Cataluña, las islas Baleares, el País Valenciano, y la Cerdeña y el Rosellón franceses, constituyen una entidad nacional a reivindicar.El enfoque más radical del tema viene dado por el Partido Socialista de Liberación Nacional de los Países Catalanes (PSAN) (dividido en dos ramas, la oficial y la provisional, como el Ejército Republicano irlandés, IRA). Este grupo político nacido en 1969, de una escisión del Frente Nacional de Cataluña, está muy presente en la organización de las jornadas y, desde luego, siente con ardor el concepto de Países Catalanes.

Así, en una de las ponencias presentadas por el grupo provisional del PSAN, se afirma: « El concepto de Países Catalanes expresa una realidad histórica de grupo nacional. Es evidente que no se puede hablar de Países Catalanes, como un grupo nacional, si se parte del su puesto de que una base nacional se configura a partir de la revolución industrial y a partir del surgimiento de la burguesía como clase hegemónica». Postura más moderada es la representada por el secretariado del congreso constituyente del Partido Socialista de Cataluña, también muy presente en las jornadas. Sin embargo, en el seno de este grupo político pudo comprobarse una cierta inclinación hacia la postura pancatalanista.

Otra actitud es la definida por los comunistas catalanes, agrupados en el seno del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC). Un destacado miembro de este grupo, Rafael Ribó, afirmó: «El concepto de nación es multívoco y difícilmente llegaríamos a una definición de valor universal. Hay cantidad de definiciones pero el fenómeno nacional en un sentido político tiene una connotación histórica de valor prácticamente universal dentro de la ciencia política y el derecho multitucional". El mismo ponente afirmó: «No podemos admitir más la consideración puramente provincial o regional española y menos podemos admitir la pura ignorancia sobre este hecho».

Rafael Ribó estuvo en el centro del debate en el sentido de que los 800 asistentes a las jornadas se situaban muy claramente entre posturas mucho más nacionalistas. Así la mayoría de preguntas que hubo en el coloquio múltiple fueron dirigidas, algunas en términos de ataque, contra Ribó.

Para mañana el debate está establecido en los mismos temas pero con especial hincapié en la unidad cultural del País Valenciano y del Rosellón francés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1976