El arzobispo de Lisboa dice que la revolución benefició a la Iglesia

El cardenal Ribeiro, arzobispo de Lisboa, dice en una entrevista con Le Figaro que la revolución portuguesa ha sido beneficiosa para los católicos romanos de Portugal y no ha perjudicado a la Iglesia.El purpurado señala textualmente: «La revolución no perjudicó a la Iglesia. Provocó el despertar de las conciencias cristianas y dio un significado a la libertad. Se ha registrado un resurgir a la vida de los grupos y comunidades cristianas.»

Añade que los problemas pasados surgidos entre la Iglesia y el Estado están ahora solucionados.

Resalta finalmente que la Iglesia está apartada de la política, y que intervino únicamente para defender la libertad de información y de enseñanza y el derecho a participar en actividades sindicales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de septiembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50