Por el desarme total y un nuevo orden económico internacional

Con un llamamiento por el desarme general y total, la adopción de medidas eficaces para celebrar una conferencia mundial sobre el tema, y por un orden nuevo económico internacional más justo, finalizó en Colombo, Srí Lanka, la V Cumbre de Países no Alineados.La cumbre se inició el pasado día 16, después de haber sido precedida, durante cuatro días, por las deliberaciones preparatorias de los ministros de Asuntos Exteriores de los países asistentes.

Los delegados recomendaron que la ONU convoque una reunión extraordinaria de la Asamblea General para tratar la cuestión del desarme, principalmente el desarme nuclear. Los no alineados proponen la suspensión total de pruebas nucleares, y la prohibición total del uso de armas químicas, bacteriológicas y de otro tipo, así como la eliminación de arsenales de tales armamentos.

En relación con el tema militar, los no alineados solicitaron la retirada de todas las fuerzas armadas extranjeras de Chipre, y en el comunicado final se reafirma la solidaridad con el pueblo chipriota y se pide que sean cumplidas las resoluciones de la ONU al respecto.

El desarme es un tema crucial para los no alineados, que gastan anualmente 300.000 millones de dólares en armas, lo que da un per capita de 75 dólares, superior a los ingresos de muchos de ellos. La próxima VI Cumbre de Países no Alineados, tendrá lugar dentro de tres años en La Habana, Cuba.

Más información en pág. 2

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS