Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de cuatro mil policías buscan a los asesinos del embajador británico

Cuatro mil policías del Eire -la mitad de las fuerzas de seguridad de la República de Irlanda-, buscaron ayer a los tres presuntos autores del atentado que costó la vida el pasado miércoles al embajador británico en Dublín y a una de sus ayudantes.La investigación se extendió al Ulster. En este último territorio se busca también a quien introdujo una bomba en un cuartel de Londonderry el miércoles por la noche.

La explosión de esta bomba causó la muerte de un soldado. El IRA reclamó la responsabilidad de este último atentado. Todavía ninguna organización se hizo responsable del espectacular atentado del miércoles. La policía del Eire mantenía ayer en sus comisarías a siete miembros del IRA Provisional, aunque no se especificaron las conexiones que los detenidos tienen con los tres sospechosos, que aún no fueron encontrados.

Aparte de los datos técnicos que existen sobre esta operación, similar a otras que se produjeron en el Ulster, hay otro detalle que hizo sospechar de los provisionales del IRA. Se dice que el doble crimen pudo haber sido una venganza contra los ingleses. Un juez británico declaró inocentes hace unos días a un grupo de policías que estaban acusados de maltratar a prisioneros miembros del IRA, en Birminghan.

La sentencia enfureció a los provisionales, que dos meses antes advirtieron que declaraban la guerra sin cuartel no sólo a los soldados que Gran Bretaña mantiene en el Ulster, sino a todos los empleados públicos de cualquier categoría que Inglaterra mandara a Irlanda. De todos modos, en alguna ocasión portavoces de los provisionales aclararon que sus acciones no tendrían lugar en la República del Eire.

Tanto en una parte como en otradel territorio irlandés, el cerco contra el IRA se intensificó. En el Parlamento, Callaghan, el primer ministro británico, dijo que está dispuesto a mantener conversaciones con su colega irlandés Cosgrave para crear un método común d lucha para acabar con el terrorismo, «el enemigo común de nuestros pueblos».

Contra los provisionales

Lo primero que se hizo, para iniciar la escalada de esa lucha, fue desarticular la base política de los provisionales. El cuartel general del «Provisional Sinn Fein» fue clausurado ayer en Dublin. Que sepamos, el otro Sinn Fein, el oficial, no fue objeto de investigaciones.

Entre los detenidos de las últimas 48 horas está el presidente del citado «Provisional Sinn Fein», Rory O'Brady.

El «Provisional Sinn Fein» resultó de la escisión habida en 1970 en el área católica irlandesa. El Sinn Fein Oficial mantiene una línea marxista pero no considera que sus ideas de «liberación nacional» se puedan conseguir ahora y mucho menos a punta de bayoneta. Su actitud es la de esperar a que se den «las razones objetivas». Por eso el IRA (Ejército Republicano Irlandés) que le secunda -el oficial-, se mantiene inactivo.

La rama militar del Sinn Fein Provisional, el IRA de los provisionales, sí cree en la lucha armada y no está dispuesta a abandonarla hasta que no se cumplan una serie de condiciones, sintetizadas por O'Brady, el presidente detenido ahora. La guerra no acabará viene a decir O'Brady en una entrevista muy reciente publicada en Londres, hasta que el Gobierno inglés haga una declaración pública sobre su intención de terminar su presencia militar, política y administrativa en el territorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1976

Más información

  • En la República de Irlanda y en el Ulster