Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de siete millones de carta sin sin repartir

El primer problema serio para el nuevo Gobierno se ha planteado con la huelga de los funcionarios de Correos, que ha impedido el reparto de siete millones de envíos postales, según fuentes oficiales, y diez millones, según fuentes laborales.Un aumento de tres mil pesetas, frente a las seis mil que pedían los huelguistas, fue ofrecido anoche por la Administración para poner fin al conflicto.

A diecisiete ciudades -doce, según el portavoz de prensa de la Dirección General de Correos y Telecomunicación- afectó ayer la huelga de carteros que comenzó el pasado día 5 en Barcelona, como protesta por la falta de diálogo de la Administración en torno a las reivindicaciones laborales que tiene planteadas el sector desde el pasado mes de enero.En aquel mes, los carteros permanecieron en huelga durante dos días y medio, hasta que la militarización del cuerpo de Correos puso fin a los paros, aunque las reivindicaciones (aumento lineal de 6.000 pesetas y reconocimiento del derecho de sindicación) quedaron sin atender. Esto ha dado origen a esta nueva huelga, que coincide con la dimisión del hasta ahora director general del servicio, Juan Echevarría, y la Regada al Ministerio de Gobernación de su nuevo titular, Rodolfo Martín Villa, quien se enfrenta a un problema nuevo para él y sobre el que -según se informó a EL PAÍS en medios próximos al ministro, ante nuestra fallida solicitud de recabar personalmente del señor Martín Villa su opinión sobre el conflicto- «no tiene aún suficientes elementos de juicio».

Levantada la militarización el pasado 18 de marzo y en libertados de los miembros de la Comisión de los ocho detenidos a raíz de la militarización -los otros seis aún permanecen en prisión-, el movimiento de lucha recobró cierta actividad que generó diversas acciones de protesta que desembocaron en la huelga iniciada el pasado día 5 en Barcelona, seguida por Bilbao, Zaragoza, Madrid, el pasado día 7, y las provincias de Valencia, Valladolid, Murcia, Cádiz, Sevilla, Huelva, Lérida y Alicante. Más información en pág. 29

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de julio de 1976

Más información

  • Por la huelga de carteros