Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En el Atlético, renovación familiar

El Atlético de Madrid ha patentado en los últimos tiempos dos temas: la gran familia atlética y el pupas. Recordamos hoy el primer slogan porque la reestructuración de la junta directiva parece que definitivamente va a ir por caminos familiares. Así por ejemplo, entre los nombres que se piensa van a conformar el nuevo equipo de Vicente Calderón figuran un Obregón, un Muñoz Calero, un Barroso, un Blanco Soler y un Ruiz de Velasco, todos ellos con notable «pedigree» colchonero. Como además Adelardo se queda como técnico en el club, habrá que convenir que la familia que está unida permanece unida.El problema que se le plantea a Vicente Calderón a la hora de la renovación -su reelección está asegurada- es ver qué bajas concede. Uno de los presuntos cesantes es el único hombre que tiene audiencia en la Federación Española de Fútbol por las muchas cualidades que atesora y otro de los que se barajaban para las bajas acaba de prestarle al club un servicio que le ha reportado una buena pila de millones, gracias a un contrato publicitario muy bien llevado.

Vicente Calderón tendrá que consultar detenidamente con la almohada. No es fácil el problema de la renovación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 1976