Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presentado en Vitoria el grupo "Convergencia Socialista Vasca"

Unas 200 personas se dieron cita en Vitoria, para asistir a la presentación oficial del grupo Euskal Sozialista Biltzarrea -Convergencia socialista vasca-, que recientemente declaró haber celebrado su primera asamblea y que se muestra partidaria de desenvolverse dentro del nuevo marco asociativo legal.En el transcurso del acto, celebrado en un hotel vitoriano, con todos los pronunciamos legales, se presentaron, como miembros del grupo, Carlos Caballero, Antonio Cayero y Gerardo Goñi, quienes precisaron que la entidad carece actualmente de presidente, cargo que deberá ser elegido en un próximo congreso.

Según reza la propaganda oficial de los promotores ESB, trata de agrupar a «la mayoría de las corrientes de opinión socialista de obediencia vasca no violenta», par a añadir, más adelante, que «esta entidad política recoge como suyo el propósito de aglutinar a toda la izquierda vasca no sucursalista, así como sentar las bases futuras de un frente más amplio de unión vasca».

Este programa enmascara, según algunos observadores políticos, una operación más amplia que, actualmente, se viene desarrollando en distintas regiones españolas. Se trataría, en suma, de un grupo socialdemócrata que trata de utilizar, en exclusiva, la etiqueta socialista, un poco al estilo de la maniobra llevada a cabo en Cataluña por los hombres del Reagrupament -Pallach, Barrera-.

Los hombres de ESB -en sus filas estaría presente Txillardegi, uno de los fundadores de ETA, separado de la organización hace muchos años y hoy decidido antimarxista- proponen un ideario que podría encajar en el marco de los socialdemócratas. Resulta revelador, a este respecto que, en el transcurso de su presentación oficial se leyese un telegrama, enviado por el Partido Socialdemócrata Gailego, que se adhería incondicionalmente a cuanto se expusiese en la reunión. Otro de los telegramas fue enviado por el Consejo de Fuerzas Políticas de Cataluña.

Dentro de este contexto, piensan algunos que Euskal Sozialista Biltzarrea, juega una baza de simple oportunismo político, apuntándose a un nombre que, en la realidad, no responde a su programa, o, al menos, a lo que se entiende generalmente, por planteamientos socialistas.

Este grupo trataría de levantar, de este modo, la bandera de una pretendida unión de los socialistas vascos, que, a nivel de propósito, la propugnan hoy diversas formaciones de esta disciplina. De todos modos, la unión que pretende ESB, en su declaración de principios no ha impedido que ellos mismos negaran el acceso a esta denominada Unión Vasca, a dos grupos que lo habrían solicitado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de junio de 1976