Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disminuyen los cheques sin fondos en Francia

Francia ha llevado a cabo una interesante experiencia en la lucha contra los cheques sin fondo. Este fenómeno había adquirido un volumen considerable, ya que la cantidad de los cheques, así como de la inexperiencia de sus portadores, ha aumentado considerablemente. Ello motivó nuevas y severas normas en el uso de los cheques (ley del 3 de febrero de 1975). La efectividad de estas medidas no se hizo esperar; desde hace unos meses se ha experimentado una fuerte disminución, casi la quinta parte del número de cheques sin fondo.Según la nueva reglamentación, los bancos deberán abonar, bajo cualquier circunstancia, cheques hasta un valor máximo de 100 FF., incluso en aquellos casos donde la cuenta del expedidor esté vacía. A cambio, los bancos disponen de mayores poderes para combatir los cheques sin fondos.

En la primera infracción, el banco puede exigir al expedidor que cubra la deuda en el espacio de 14 días. Si el caso se repite en el período de un año, puede retirarle el permiso para usar sus cheques o retirarle el talón. En nuevas infracciones, el autor de las mismas puede ser condenado desde uno hasta cinco años de cárcel, así como con fuertes multas.

El éxito de estas nuevas medidas. ha demostrado que la mayoría de los cheques expedidos sin fondos no se debían a una intención de estafa, sino más bien al despiste o a la esperanza de que el banco hiciera la vista gorda, lo cual sucedía frecuentemente.

La nueva legislación parece que ha vuelto más prudentes a los usuarios de los cheques. La disminución de los que no tenían fondos, no solamente ha beneficiado a las víctimas directas de los mismos, sino que también ha sido recibida con alivio por los juzgados, ya que ahora se ven libres de los numerosos juicios que tenían lugar por uso indebido de los cheques.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 1976

Más información

  • Como resultado de una severa legislación