La construcción canaria, amenazada de huelga

Si los empresarios de Las Palmas no se avienen a pagar un mínimo de 16.800 pesetas mensuales a los peones del sector de la Construcción, éstos se declararán en huelga total a partir del próximo martes, según se acordó en la asamblea celebrada en sindicatos por los enlaces y jurados de empresa del ramo.Las reivindicaciones de los trabajadores de la Construcción vienen ya de largo, y el caso más representativo del conflicto es sin duda el de la empresa Colomina, a la que la ha declarado empresa no grata a los trabajadores canarios.

Los empresarios mantienen la tesis de que dada la grave crisis por la que atraviesa el sector y el encarecimiento de los materiales, no pueden de ninguna forma atender las peticiones de los obreros, aunque muchos de ellos reconocen que con arreglo al coste de la vida en Las Palmas los salarios de los obreros son muy bajos.

El presidente de la Unión de Trabajadores y Técnicos (UTT), señor Fernández, declaraba por su parte que «ningún trabajador desea cargarse a las empresas, pero que tampoco están dispuestos a bailar al son que ellas les toquen. Sólo reclamamos un salario digno y no renunciaremos a ello». De no aceptarse las reivindicaciones salariales de los trabajadores, el martes habrá huelga general en el sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de mayo de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50