Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gijón, descendido a segunda

La penúltima jornada de Liga, además de haber proclamado al Madrid campeón y descendido al Sporting, ha dejado cierto dramatismo para la última. Zaragoza, Oviedo, Granada y Elche jugarán su última carta el domingo para seguir un año más en la primera División. Tres de ellos lo conseguirán, los otros dos, harán compañía al Sporting. Si Zaragoza o Granada hubieran logrado la victoria ya estarían a salvo, pero el Barcelona, el Hércules y el Madrid les han alargado su incertidumbre una semana más.

El Sporting, ya un segundaEl Athletic acabó con las esperanzas del Sporting de continuar en la primera división. Los asturianos plantearon el partido al ataque, con lo que los hombres clave del Athletic quedaron sueltos y pudieron materializar su victoria, si bien con ciertas dificultades.

El Hércules se adaptó al barro

El barro restó brillantez al partido. En el primer tiempo se impuso de manera clara el Hércules y en el segundo, Las Palmas buscó el empate, que pudo llegar en un tiro de Verde a puerta vacía.

En seis minutos empató el Elche

Con goles rápidos intentó el Salamanca acabar con los rumores existentes de que el partido estaba «apañado». Los fallos defensivos locales y la extraordinaria movilidad de Rubén Cano y Gómez Voglino dejaron en tablas un encuentro que el Salamanca tenía especial interés por ganar.

De penalty ganó el Betis

Mucha imprecisión y nerviosismo hubo en el partido de la máxima rivalidad andaluza. Hubo también excesivo conservadurismo y así las defensas se impusieron sin agobios a las delanteras. Mediada la segunda parte, el Sevilla se lanzó al ataque, pero sin remate.

Formidable el Oviedo

Gran partido del Oviedo, que acorraló a su rival al llevar siempre la iniciativa a pesar de conseguir inaugurar pronto el marcador. En ningún momento dejó de luchar y la Real tuvo que sucumbir ante el mejor juego, local.

Neeskens salvo al Barcelona

La falta de profundidad pudo costarle al Barcelona un traspiés frente al Zaragoza. Los catalanes reaccionaron cuando empató Neeskens y entonces Junquera se convirtió en la figura del encuentro.

Nervios en el Racing

Tras el gol en contra, el Racing acentuó su dominio, pero producido más por los nervios y las prisas que por el buen juego. El Español realizó un práctico encuentro y su defensa, se vio favorecida por el empeño de los delanteros locales en querer superar la retaguardia catalana por alto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de mayo de 1976

Más información

  • Las otras dos plazas se decidirán el domingo