Resumen de la jornada 12 del Mundial de Qatar 2022

Roberto Martínez no seguirá entrenando a Bélgica tras la decepcionante eliminación de los diablos rojos en la fase de grupos

Dani Olmo, tratando de anotar contra la selección japonesa en el partido de esta noche.
Dani Olmo, tratando de anotar contra la selección japonesa en el partido de esta noche.Jaime Villanueva Sánchez

Esto ha sido lo más relevante de la duodécima jornada: Alemania rescata a España. España le debe una a Alemania. Y no una cualquiera. De no ser por el auxilio germano, la que se presumía expansiva selección de Luis Enrique estaría de vuelta a España en el camión escoba en que han salido del Mundial por la gatera Qatar, Túnez, Canadá, Irán, Arabia Saudí... Y Alemania, cuya victoria a última hora sobre Costa Rica solo sirvió a España, que no le devolvió el flotador.

La sorpresa de Japón, líder en un grupo de gigantes. El fútbol japonés ha salido del parque temático. Se ha llevado por delante a la aristocrática Alemania y a punto estuvo de ocasionar un colapso y un batacazo histórico a la España de Luis Enrique, a la que le rebajó los humos. Durante tres minutos la Roja estuvo fuera del torneo cuando Costa Rica se puso por delante de Alemania.

Luis Enrique: “No estoy nada contento”. “En el fútbol no hay caminos fáciles”, afirmó el preparador español sobre la segunda plaza que evita un hipotético cruce en cuartos con Brasil; “hay merecimientos, y hoy no estoy nada contento. Nos hemos clasificado, pero yo quería ser primero y haber ganado este partido”, se lamentaba Luis Enrique, inflamado cada vez que recordaba el desconcierto de España en el segundo tiempo. “Japón ha tenido cinco minutos, nos han hecho dos goles y en diez nos han desarbolado. Si hubieran necesitado dos goles más también nos los hubieran metido”.

Flick: “No estoy molesto con España”. “No puedo creer que esto se haya acabado”, dijo Niclas Füllkrug, figura anónima en la selección de Alemania hasta que este Mundial le brindó la posibilidad de irrumpir como goleador con dos tantos, uno contra España y otro contra Costa Rica, dos pequeñas proezas que no sirvieron de nada a su selección pero que a él le situaron en el mercado. El viaje duró dos semanas. “Tengo una sensación agridulce”, dijo; “he marcado goles por primera vez con la selección, hemos empatado con España y ganado a Costa Rica gracias a eso y, sin embargo, estamos eliminados”.

Modric jubila a Hazard. El final de la generación dorada de Bélgica, tercera en el anterior Mundial, sucedió acompañado de un momento cargado de simbolismo. En el minuto 87, Eden Hazard compareció por fin sobre la hierba, y lo hizo sustituyendo a Meunier, precisamente el futbolista que le rompió el tobillo derecho en noviembre de 2019. Ahí empezó un tortuoso reguero de lesiones que desactivó un talento raro y emocionante que fue a apagarse este jueves, con su extraordinaria camada belga, en el estadio Ahmad bin Ali. Con ellos, se fue también su ideólogo, el español Roberto Martínez, seleccionador desde 2016, que al terminar anunció que no renovaría su contrato: “Ha sido mi último partido como seleccionador nacional”.

La inercia ganadora impulsa a Marruecos. A la selección de Marruecos le alcanzó con la inercia ganadora provocada por su victoria contra Bélgica (0-2) y el empate ante Croacia (0-0), tercera y segunda clasificadas respectivamente en Rusia-2018, para tumbar a la eliminada Canadá y clasificarse como líder de grupo para los octavos de final del Mundial 2022. No se recuerda nada igual en el país africano desde hace 36 años, cuando en la Copa del Mundo de México-1986 también entró en el cruce de octavos y fue eliminada por Alemania, ganadora con un gol a última hora de Mathäus.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS