Raúl Cimas: “Maradona es Marilyn Monroe, el icono de un tiempo”

El humorista echa de menos a Michael Robinson este Mundial

Imagen de archivo de Raúl Cimas en Madrid, diciembre de 2018.
Imagen de archivo de Raúl Cimas en Madrid, diciembre de 2018.Pablo Cuadra (WireImage)

El humorista Raúl Cimas, de 46 años, conocido como “el dandy de Albacete” en el Late Motiv de Andreu Buenafuente, está rodando la serie Poquita fe (Movistar plus+) con Esperanza Pedreño (Camera café). Fue uno de los padres del mundo chanante y tiene un podcast, El bar de los Broder Tolquin (Spotify), con su hermano Javier Coronas.

Pregunta. ¿Cuáles son sus selecciones favoritas este Mundial?

Respuesta. Siempre me ha gustado Colombia, la tengo un poco idealizada desde Maturana. Y por supuesto, España.

P. Saque al seleccionador que todos llevamos dentro. ¿A quién echa de menos?

R. A Michael Robinson.

P. ¿Alguna vez pidió un autógrafo?

R. Es una historia muy vergonzosa. Mi padre trabajaba en Telefónica y tenía pases para la vuelta ciclista cuando llegaban a Albacete, que era la etapa más coñazo porque está en llano. Me prometió un autógrafo de Perico Delgado y como no pudo conseguirlo, me trajo uno de José María García. También tengo un botijo firmado por el Gran Wyoming.

P. ¿De quién le hubiera gustado tenerlo?

R. Me hubiera gustado conservar el de José María García, que entonces no sabía quién era, y de Picasso, que creo que valían una fortuna.

P. ¿Messi o Maradona?

R. Como futbolista, Messi. Como personaje, Maradona, que es como Marilyn Monroe, el icono de un tiempo.

P. Tres cosas que sepa de Qatar.

R. Solo te voy a decir una: Ten cuidado.

P. Última vez que le colaron un gol.

R. Encajo goles casi todos los días, pero paro también muchas.

P. Un gol en propia puerta, algo de lo que se arrepienta.

R. El arrepentimiento es una cosa muy severa, pero no arrepentirse de nada es de chulos y de zafios. Por otra parte, la frase de “no me arrepiento de nada, pero me he equivocado en muchas cosas” es asquerosa y “hay que convivir con los errores” es todavía peor. Lo único de lo que me arrepiento todos los días es de no saber conducir y de no haber dejado de fumar.

P. Y un gol en el 90: su gran golpe de suerte.

R. He sido muy afortunado. He estado muchas veces en el lugar adecuado en el momento preciso. Tengo una flor en el culo. Mi gran golpe de suerte ha sido el humor, estar en muy buenos programas en su mejor momento.

P. ¿Cuál fue su primer partido en el campo? ¿Quién le llevó o a quién se llevó?

R. Un Albacete contra el Lorca, no sé qué división sería. Iba con mi padre. A veces, cuando veo a un niño por la tele flipando en el Bernabéu o en el Camp Nou pienso en mí y en lo que vi aquel día.

P. ¿Cuál es el mejor partido que ha visto?

R. La última Champions del Madrid no la olvidaré nunca. No sé si es la mejor, pero fue alucinante. Y una vez que Jesús Gil dijo que no sabía dónde estaba Albacete y le metimos 3-1 en el Carlos Belmonte. Luego, cuando fuimos al Calderón, los del Frente Atlético se tomaron la molestia de hacer un queso gigante porque al Albacete de Benito Floro lo llamaban El queso mecánico. Nos gritaban: “¿Dónde está el queso, paletos?” (ríe).

P. ¿Alguna vez se escaqueó de algún compromiso por el fútbol?

R. Me gusta escaquearme en general, tengo esa necesidad desde muy pequeño. Pero sobre todo por el fútbol, que me encanta.

P. El sitio o las circunstancias más raras en las que ha consultado el marcador de un partido de fútbol.

R. En el escenario. Y a veces, en la era preinternet, le gritaba a la radio porque los comentaristas se liaban a hablar: “¡Pero decid cómo van!”.

P. Del Bosque- Luis Enrique. ¿1, X, 2?

R. De momento, Del Bosque. Pero voy con Luis Enrique a muerte.

P. ¿Alguna superstición antes de salir al campo? ¿Rituales para las grandes ocasiones?

R. Andar de un lado a otro.

P. Le pilla fuera de juego…

R. Las teterías. Aunque en realidad, que te pillen en fuera de juego no es algo que no entiendas bien, sino creerse en ventaja y luego comerse una mierda, que te planten en el altar. Una vez hace muchos años estuve una semana actuando con Marlene Mourreau en el casino de Villajoyosa. Una amiga y yo nos pusimos a jugar a una máquina tragaperras, salió una combinación, sonó la máquina, y pensamos que nos habían tocado como 15.000 euros. Nos abrazamos, nos tiramos al suelo e hicimos un ridículo espantoso porque resultó que para ganar te tenía que salir eso tres veces seguidas.

P. Le haría la ola a…

R. A Benzemá.

P. Pide la hora al árbitro cuando…

R. En los cuestionarios.

P. Tres momentos que recuerde de los mundiales.

R. Obviando el iniestazo, cuando pillaron a Maradona con drogas, un golazo de churro de Caminero, el robo del España-Corea a la selección de Camacho, el cabezazo de Zidane, el codazo a Luis Enrique... Ya solo por eso creo que se la va a traer. Me han salido seis.

P. Complete la frase: “Si no hubiera fútbol…

R. Si siguen Llull y Nadal no es tan grave.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Además de reportajes, realiza entrevistas y comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter. Especialista en memoria histórica, ha escrito los libros 'Valientes' y 'Vidas Robadas', y la novela 'Recuérdame por qué te quiero'. También es coautora del libro 'Chapapote' sobre el hundimiento del Prestige.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS