Juegos OlímpicosAnálisis
i

Desempate, por favor

Me parece obsceno que se plantee la posibilidad de no seguir compitiendo en salto de altura y se pacte un empate para ganar dos atletas el oro

El italiano Gianmarco Tamberi y el catarí Mutaz Barshim compartieron el oro en salto de altura.
El italiano Gianmarco Tamberi y el catarí Mutaz Barshim compartieron el oro en salto de altura.Francisco Seco / AP

Cuando éramos pequeños y el barrio era barrio, jugábamos a todo. Finalizado el curso e iniciadas las vacaciones de verano, llegaba la retransmisión de Roland Garros. Entonces, con palas de madera, una pelota pelona y una cuerda atada a dos árboles, jugábamos a tenis o a algo parecido; cuando era el Tour, tocaba dar pedales. Lo hacíamos a turnos con la bici de algún privilegiado al que le habían regalado una; y cuando lo que veíamos eran los Juegos Olímpicos, jugábamos a “echar carreras”. Las había de velocidad y a resistencia. Para las primeras, se establecía una distancia, normalmente de farola a farola, y “a la de tres” salías zumbando en pos de la victoria. Ser el más rápido confería un estatus y un respeto importante al protagonista. Pero ese honor sólo podía corresponder a uno, y si había alguna duda, se retaba al intruso a otra carrera.

Esa esencia es la que siempre han tenido los Juegos Olímpicos. Los mejores del mundo se citan para “echarse carreras” y ver quién es el más rápido, el que más salta o llega más lejos lanzando. Es algo que no ha ocurrido en la final de salto de altura de hombres en Tokio. Me parece obsceno que se plantee la posibilidad de no seguir compitiendo y se pacte un empate para ganar los dos el oro [el catarí Barshim y el italiano Tamberi saltaron ambos 2,37m]. La situación es la siguiente: estáis empatados y ahora mismo, ya sois campeones olímpicos; si continuáis compitiendo, podéis dejar de serlo. Hay mucho que perder y poco que ganar, solo te juegas la exclusividad en el podio.

Más información

Me surgen algunas dudas: ¿Si en lugar de dos atletas, son tres o cuatro los que deciden pactar un empate, serían todos campeones olímpicos? Si en una final de boxeo los dos púgiles deciden abrazarse y no pelear, ¿serían campeones los dos? Si al final de una tanda de penaltis siguen empatados tras el quinto lanzamiento, ¿estaría bien que ambos fueran campeones? Los Juegos tienen un valor añadido sobre los Mundiales de atletismo: la historia y la carga mítica que les acompaña. Que yo recuerde, nunca se ha dado el caso de dos campeones olímpicos en una especialidad de atletismo. No se trata de bondad ni de generosidad; hay otras maneras y lugares para ejercerlas. Es mejor saltar que pactar. No hay abrazo más noble que el de un vencedor y un vencido tras una dura pugna.

Ramón Cid, triplista olímpico en Moscú 80 y exdirector técnico de la Federación Española de Atletismo.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre los Juegos de Tokio

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50