_
_
_
_

Pedro Rocha no se arruga ante la posible intervención de la federación por parte de la FIFA

El presidente de la gestora pretende convocar elecciones a la presidencia del fútbol español lo antes posible

Pedro Rocha, intervención de la federación por parte de la FIFA
El presidente de la Comisión Gestora de la RFEF, Pedro Rocha, entrega a Aymeric Laporte el reconocimiento federativo por sus 25 partidos con la selección española.Pablo García/ (EFE/RFEF)
Ladislao J. Moñino

La posible intervención de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por parte de la FIFA no condiciona la intención de Pedro Rocha de convocar elecciones a la presidencia de manera inmediata. De estos comicios saldría un presidente que en breve debería convocar unas nuevas elecciones para el ciclo olímpico 2024-2028.

El dirigente extremeño, que ejerce como presidente de la comisión gestora que dirige el día a día federativo, está convencido de que el organismo que rige el futbol mundial no tomará las riendas de la RFEF, pese a que el Consejo Superior de Deportes (CSD) haya iniciado conversaciones para ello. Según fuentes gubernamentales, el diálogo con la FIFA se retomará la semana que viene. Si la FIFA interviniera la federación crearía un comité de normalización que revocaría a la comisión gestora, acabaría con la gestión de Rocha y convocaría unas únicas elecciones.

Mientras se dirime si la federación tiene que digerir el bochorno de tener que ser intervenida, Rocha trata de transmitir normalidad. Este martes no tuvo reparos en entregar una insignia a los internacionales españoles que han debutado en esta convocatoria (Vivian, Cubarsí y Remiro) y a los que cumplen 25 partidos (Sarabia, Oyarzabal, Laporte y Dani Olmo).

Rocha se comporta como si nada ocurriera en el seno de una institución que el miércoles pasado vio cómo varios de sus dirigentes fueron detenidos por miembros de la UCO en el marco de la Operación Brody. Las detenciones y el desembarco de la Guardia Civil en las instalaciones federativas de Las Rozas pusieron en solfa la imagen del fútbol y del deporte español en todo el mundo. El presidente del CSD, José Manuel Rodríguez Uribes, advirtió que ni era el momento ni se daba el clima más adecuado para convocar elecciones. Solo una semana después del escándalo, para Rocha ha vuelto el tiempo de convocar los comicios a los que pretende presentarse como un hombre de paz y consenso al que LaLiga ve con buenos ojos tras haber retirado la RFEF de la demanda contra el acuerdo de la patronal con CVC.

Rocha también defiende haberse deshecho de los estertores del rubialismo, aunque lo hiciera cuando no quedaba más remedio. Al poco de asumir la presidencia de la comisión gestora y, presionado por las campeonas del mundo tras el escándalo del beso no consentido de Rubiales a Jenni Hermoso, Rocha prescindió del secretario general Andreu Camps, del director de integridad Miguel García Caba, del seleccionador femenino Jorge Vilda y del director de comunicación Pablo García Cuervo. El jueves pasado se atrevió a poner fin a la etapa de Tomás González Cueto como comisionado externo de la federación, pero solo a raíz de su detención y dada su condición de investigado. También fueron apartados de sus cargos tras ser detenidos el director de los servicios jurídicos, Pedro González Segura, y el director de Recursos Humanos, José Javier Jiménez.

Rocha se postula a la presidencia federativa como garantía de la estabilidad de la federación, aunque fue un fiel peón de Rubiales cuando este pleiteaba por todo con LaLiga y con su presidente Javier Tebas. A partir de 2020, Rocha fue nombrado por Rubiales presidente de la comisión económica; sin embargo, no le pidió cuentas al dirigente granadino cuando en 2021 El Confidencial destapó los audios conocidos como Supercopa Files. En los citados archivos se desvelaban detalles del contrato de la federación y la comisión de Gerard Piqué para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí. Pese a todo, en la federación aseguran que Rocha nada tiene que ver con los contratos de concesión a Gruconsa, de la que es socio el hermano de González Segura, para las obras de remodelación de La Cartuja. También pretenden quitar responsabilidad al mandatario por la no entrega de la documentación requerida por la juez Delia Rodríguez, hecho que provocó que se desatara la Operación Brody.

Rocha también está convencido de que el Tribunal Administrativo del Deporte no le inhabilitará por no convocar elecciones cuando asumió la presidencia de la comisión gestora y por haberse extralimitado en sus funciones, como ya apuntó el propio TAD.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino
Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_