_
_
_
_
_

Patrick Mahomes y los Chiefs buscan consolidar su dinastía frente a ‘Mr. Irrelevante’ en el Super Bowl 58

Kansas City y San Francisco reeditan este domingo la final de 2020, donde nació la leyenda de Mahomes. Brock Purdy busca el sexto campeonato para los 49ers después de haber sido la última selección del draft en 2022

Los dos 'quarterbacks' que verán acción el domingo: Brock Purdy, de San Francisco, y Patrick Mahomes, de Kansas City.
Los dos 'quarterbacks' que verán acción el domingo: Brock Purdy, de San Francisco, y Patrick Mahomes, de Kansas City.Kirby Lee (USA TODAY Sports via Reuters Con)

El deporte siempre da oportunidades para ajustar cuentas del pasado. El último cuarto del Super Bowl 54, jugado en 2020, es un doloroso recuerdo para los fanáticos de los 49ers de San Francisco. El equipo dejó escapar 21 puntos en los últimos minutos de la final para ser derrotados por los Chiefs de Kansas City. Aquella tarde en Miami comenzó a forjarse la leyenda de Patrick Mahomes, quien entonces tenía 24 años, y lideró a su equipo en una épica remontada de seis minutos para conseguir su primer campeonato.

Cuatro años después, ambos equipos coinciden nuevamente en un Super Bowl, la edición 58 (15.30 hora local, 17.30 en México y 00.30 del lunes en España). Mahomes y los Chiefs, dirigidos por Andy Reid, son los campeones defensores. Este domingo se juegan en Las Vegas algo más que el evitar que el trofeo Vince Lombardi cambie de manos. Con tres campeonatos en cinco años, el equipo busca consolidarse como la nueva gran dinastía del deporte estadounidense capaz de marcar una época. Un triunfo haría de los Chiefs el primero en 19 años que gana dos títulos consecutivos. El último en lograrlo fueron los Patriots de Tom Brady. Mahomes tiene la oportunidad de dejar de vivir bajo la sombra del 12 de Nueva Inglaterra.

Muchos dudaron que Kansas City llegara tan lejos en la temporada. El campeón de 2023, quien derrotó el año pasado a Filadelfia en una intensa final, tuvo un arranque inconsistente. Su ofensiva tuvo problemas para encontrar un ritmo. Fueron el sexto lugar en ataque aéreo y el 19 en el terrestre, cerrando el año con 14 victorias y 6 derrotas. Las dudas se evaporaron en los playoffs. La experiencia del equipo fue suficiente para aplastar a Miami en el Wild Card, superar por la mínima a los Bills en la ronda divisional y derrotar en la final de conferencia al mejor equipo de la NFL, los Ravens de Baltimore, cuyo quarterback, Lamar Jackson, obtuvo el MVP de la temporada.

El exitoso paso por la postemporada fue gracias a la defensiva de Kansas. Chris Jones, Trent McDuffie, L’Jarius Sneed y George Karlaftis han sido claves para que los Chiefs lleguen al Super Bowl con la mejor defensa de la era de Mahomes y Travis Kelce. El ala cerrada tiene millones de ojos sobre él. No solo entre los fanáticos del deporte, pues los casinos de la ciudad creen que está llamado a ser uno de los jugadores que sin duda anotará. El mundo está a la espera también de que su novia, la estrella del pop Taylor Swift, llegue al estadio Allegiant para presenciarlo. Para ello debe volar a Nevada tras cantar al otro lado del mundo horas antes.

“Ya tenemos cubierto todo lo que tenemos que cubrir”, aseguró este sábado el coach Reid, quien lleva once años con Kansas City. El voluminoso entrenador de 65 años, el más viejo de toda la NFL, ha llevado a la franquicia a ocho títulos divisionales consecutivos y cuatro apariciones en el gran juego en los últimos cinco años. Esta mañana ha presenciado el último entrenamiento de su equipo antes del Super Bowl. “Quedé satisfecho con lo que vi. Creo que estamos listos”, aseguró después de un ensayo ofensivo de 27 minutos. Reid cerrará con la tradición que sigue desde hace once años la víspera de un partido. “Siempre termino con una hamburguesa con queso”, ha anunciado.

Super Bowl
El estadio Allegiant, casa de los Raiders, alberga por primera vez un Super Bowl. Ethan Miller (Getty Images)

A pesar de ser un equipo que roza la leyenda, los Chiefs no son los favoritos. La capital del juego mundial se ha inclinado ligeramente en favor de San Francisco, otra de las grandes franquicias de la NFL, que busca su sexto campeonato. Esto los empataría en títulos con otras dinastías, como la de los Pittsburgh Steelers y los Patriots de Brady. San Franciso, además, podría dejar atrás a su eterno rival, los Cowboys de Dallas, quienes tienen cinco.

Hay un héroe improbable a la cabeza de este esfuerzo. Se llama Brock Purdy y ha tenido una meteórica carrera desde que se convirtió en jugador de la NFL, en 2022. Ese año, el quarterback de la Universidad estatal de Iowa, fue elegido por San Francisco en la posición 262 de la séptima ronda del draft. Esto hizo que se ganara el sarcástico apodo de Míster Irrelevante, un término acuñado en 1976 por el exjugador Paul Salata para darle relevancia a una posición del draft que suele quedar en los márgenes de la historia.

Solo 22 meses después de aquello, Mr. Irrelevante está por disputar su primer Super Bowl. Con 24 años, la misma edad con la que Mahomes ganó su primer título, Purdy encarna una de las grandes historias de esta final. Y lo hace después de haberse convertido en la nueva gran figura de San Francisco, un equipo que tiene lanzadores como Steve Young y Joe Montana en el Salón de la Fama. Lo hizo viniendo desde la banca para cubrir al titular, Jimmy Garoppolo, quien se lesionó en la semana 13 de la temporada de 2022.

Purdy ha fijado desde entonces el récord por aire, con 4.280 yardas lanzadas y se ha convertido en el primero en dos décadas que lanza al menos 30 touchdowns en una temporada. En la campaña, los Niners mostraron un gran despliegue ofensivo gracias a un potente ataque conformado por el corredor Christian McCaffrey, el receptor Deebo Samuel y el ala cerrada George Kittle. San Francisco tiene la tercera mejor ofensiva por tierra y la cuarta por aire.

Purdy busca dejar atrás el apodo. Para ello debe meterse en una corta lista de quarterbacks que le han ganado la batalla a Patrick Mahomes en partidos de postemporada. Solo dos lo han hecho: Joe Burrow con los Bengals en una final de conferencia y Tom Brady lo consiguió con dos equipos, los Patriotas y los Bucaneros de Tampa Bay.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_