_
_
_
_
_

Estados Unidos manda en Valderrama

Cuatro norteamericanos, con DeChambeau al frente, ocupan las cuatro primeras posiciones en el LIV Golf Andalucía. David Puig y Sergio García, a la estela

Golf
DeChambeau, este sábado en Valderrama.Octavio Passos

El golf estadounidense tiene una cuenta pendiente con Valderrama desde que en 1997 el equipo europeo que capitaneaba Seve Ballesteros derrotara al imperio en el trazado andaluz, la primera ocasión en que la Ryder Cup salía de América o de las islas británicas. Y 26 años después, está listo para cobrársela. Cuatro estadounidenses ocupan las cuatro primeras posiciones después de la segunda jornada del LIV Golf Andalucía, la primera cita de la Liga saudí en España, a falta del cierre de este domingo. Al mando viaja Bryson DeChambeau, que abrochó su recorrido con un eagle en el hoyo 17 (había comenzado en el 18, una de las peculiaridades del nuevo circuito, con todos partiendo al mismo tiempo pero por diferentes tees), para entregar una tarjeta de -9. Le siguen sus compatriotas Talor Gooch con -8, Brooks Koepka con -6 y Dustin Johnson con -4.

Tras el cuarteto americano se despliega la corte internacional. El colombiano Sebastián Muñoz marcha con -3; y con -2, el español David Puig, el belga Thomas Pieters y el inglés Ian Poulter. Sergio García forma parte de un pequeño pelotón que escribe el -1. Son solo 15 los golfistas que han bajado hasta ahora del par en el sinuoso camino de Valderrama entre los 48 concursantes. Eugenio López-Chacarra anda con +4.

Valderrama es un laberinto que penaliza cualquier error. Pero estos días por sus laderas se despliegan algunos de los mejores golfistas del mundo, tipos que apenas necesitan un vistazo para saber qué campo tienen enfrente. La exhibición de algunos de ellos en la segunda ronda del LIV Golf Andalucía fue para grabarla. DeChambeau estampó seis birdies y un eagle, ni una manchita en su tarjeta; Gooch, ocho birdies; Koepka, cinco birdies y un eagle... ¿Quién da más? Frente a tal ritmo se descolgó Dustin Johnson con el par en el día, un resultado que suele ser bueno, pero esta vez insuficiente para resistir el acelerón en cabeza.

Y si los novatos en Valderrama se lucieron, y entre ellos sacó la cabeza David Puig con -5 en la jornada, todo un sabio como Sergio García tuvo que apretar los dientes por mucho que sea un tricampeón en este campo: 2011, 2017 y 2018. El castellonense, un anfitrión, subió y bajó con cuatro birdies y cuatro bogeys y necesitará una remontada de aúpa para coleccionar otro título en su estadio favorito.

Valderrama no hace concesiones ni siquiera a unos de sus hijos. Un contrato con LIV por cinco años, a razón de 25 millones en premios por curso, convertirá al campo andaluz en una parada exigente del calendario, a falta del encaje con el circuito americano. De momento, el estreno apunta a cobrarse una cuenta pendiente.

Clasificación de LIV Golf Andalucía.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan Morenilla

Es redactor en la sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_