_
_
_
_
_
LaLiga Santander jornada 21
Villarreal
Villarreal
0 1
Finalizado
Barcelona
Barcelona
Pedri 17'

Setién se reencuentra con el Barcelona con ganas de victoria: “No tiene nada especial para mí”

El técnico del Villarreal se muestra contundente y frío antes de enfrentarse a su exequipo, contra el que se mide por primera vez desde que dejó de entrenarlo

El entrenador del Villarreal CF, Quique Setién, en rueda de prensa previa al partido contra el Barcelona.
El entrenador del Villarreal CF, Quique Setién, en rueda de prensa previa al partido contra el Barcelona.VILLARREAL CF (VILLARREAL CF)

“¿Partido especial? Qué va, en absoluto. Es un partido más. El Barcelona es un equipo que a mí siempre me ha gustado, no engaño a nadie. Todos sabemos que la filosofía que mantiene este club con entrenadores como Xavi siempre me ha gustado, pero ahora vamos a tratar de ponernos a su altura, hacer un gran partido y ganar. No tiene nada de especial para mí”. Así de contundente y frío se mostraba el viernes Quique Setién sobre el reencuentro contra su exequipo, del que salió en agosto de 2020. El Villarreal-Barcelona de este domingo (21.00, Movistar LaLiga) no despierta en el técnico cántabro ningún tipo de sentimiento, asegura él mismo, pese a medirse por primera vez al equipo que dirigió durante solo siete meses.

El paso por el Camp Nou de Setién fue duro. Quizá hasta un poco traumático. El entrenador ha lamentado en varias ocasiones que en el Barcelona no fue él, no pudo serlo. Tampoco llegó a conectar con el vestuario. Su destitución llegó tras haber dirigido solo 25 partidos oficiales que se saldaron con un balance de 16 victorias, 4 empates y 5 derrotas, entre la que destaca una de las caídas más estrepitosas en toda la historia de la entidad azulgrana, el 2-8 ante el Bayern de Múnich en los cuartos de final de la Champions League. Aquella fue una eliminatoria extraña, disputada a partido único y sin público en agosto de 2020 como consecuencia de la pandemia de coronavirus que interrumpió la competición a principios de marzo de aquel año. El partido contra los alemanes fue el último que dirigió Setién como técnico culé. Después, demandó al Barcelona por incumplimiento del contrato.

El cántabro no había vuelto a pisar un banquillo desde entonces. Casi tres años después, Setién ha dejado atrás el mar y sus vacas para volver a ilusionarse por un proyecto, en este caso el del Villarreal, que se vio obligado a buscar un nuevo entrenador por la marcha de Unai Emery al Aston Villa, que pagó su cláusula en octubre del año pasado. Tras un aterrizaje complicado –acumuló en sus cuatro primeros partidos oficiales tres derrotas y un empate–, el equipo amarillo, cuestionado y envuelto en dudas, comenzó a carburar tras una reunión de dos horas entre el cuerpo técnico y la plantilla. No fue fácil para Setién ganarse al vestuario, pero su insistencia y confianza en su idea de juego lograron convencer al equipo.

El Villarreal salió reforzado tras el parón por el Mundial y retomó la competición liguera con victorias importantes contra el Valencia y el Real Madrid, mientras que en Copa fue superando rivales de menor entidad hasta caer contra el equipo madridista, a quien no fue capaz de ganarle por segunda vez consecutiva. Pero ahora, el submarino amarillo, sexto en LaLiga, se mide al líder en un momento de debilidad tras encadenar dos derrotas seguidas contra el Rayo Vallecano y el Elche, que todavía no había conocido la victoria en la competición doméstica.

“Sin duda, ganar a un equipo como el Barcelona recuperaría las sensaciones del equipo, ya que en el último partido no fueron buenas. Necesitamos superar estas dos derrotas con una victoria, o al menos con buenas sensaciones, pero creo que estamos preparados para ganar este encuentro”, asegura el también extécnico del Betis, Las Palmas y Racing, que considera clave demostrar al rival que pueden tener el balón y generar mucho peligro.

Aunque Setién reitera convencido que su equipo está preparado para competir y ganar la contienda, también elogia a un rival que considera extraordinario y del que opina que es el único equipo que puede marcar la diferencia. Mientras, en el vestuario groguet ven este partido como una ocasión para reaccionar, ya que han dejado pasar dos oportunidades para poder afianzarse en las posiciones europeas. “Tenemos ganas de rehacernos de estos últimos resultados negativos”, dijo el internacional Pau Torres. Pero el técnico cántabro tendrá que afrontar el partido con la duda hasta el último momento de su delantero de referencia, Gerard Moreno y con una gran estadística en contra: el Barcelona no pierde en Villarreal desde 2007.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_