_
_
_
_

Gennaro Gattuso deja de ser entrenador del Valencia

Con el equipo solo un punto por encima del descenso y ante la falta de refuerzos, el técnico italiano abandona el club y Voro se sentará en el banquillo el jueves contra el Real Madrid

Gennaro Gattuso, en el partido contra el Almería en Mestalla.
Gennaro Gattuso, en el partido contra el Almería en Mestalla.Biel Alino (EFE)

Gennaro Gattuso sigue la misma senda que Cesare Prandelli. Los dos técnicos italianos que han dirigido al Valencia bajo el gobierno de Peter Lim han decidido marcharse después de demandar refuerzos sin resultados. En 2016 dimitió Prandelli y seis años más tarde lo ha hecho Gattuso. El entrenador calabrés presentó este lunes su renuncia tras reunirse en la ciudad deportiva de Paterna con la presidenta del club, Layhoon Chan; el director técnico, Miguel Ángel Corona; y el director corporativo, Javier Solís. La reunión, que comenzó a mediodía, apenas despertó la atención porque el técnico había trabajado con el equipo por la mañana con aparente normalidad y el club había trasladado el domingo por la noche que no se había planteado ningún escenario de cambio en el banquillo pese a la derrota en Valladolid, la crisis de resultados y la cercanía de un punto con el descenso. Gattuso abandonó Paterna pasadas las siete de la tarde desviando su vehículo del acceso principal que da entrada a la ciudad deportiva para burlar a los medios de comunicación.

La salida del italiano ha pillado con el pie cambiado a Layhoon Chan, que a correprisa comunicó cuál era la decisión del entrenador al máximo accionista Peter Lim, aunque, probablemente, desde Singapur ya se conocía por Jorge Mendes, agente de Gattuso, la petición de salida del técnico. Las partes han pactado, a petición del preparador italiano, una salida acordada en la que el técnico renuncia a su segundo año de contrato, que finalizaba en junio de 2024.

El jueves pasado, tras la eliminación en la Copa del Rey a manos del Athletic Club en los cuartos de final de la Copa del Rey, Gattuso había manifestado que no presentaría su renuncia a dirigir al equipo ni por el duro contexto del equipo, que entonces estaba a tres puntos del descenso, ni por la tardanza del club en incorporar los refuerzos que venía demandando desde que se cerró el pasado mercado de fichajes. Sin embargo, cuatro días después se marcha abatido por la derrota en Valladolid, con el equipo a un punto del descenso, y con la convicción de que no iban a llegar los activos que había solicitado a falta de apenas 29 horas para el cierre de la ventana de fichajes de invierno. Gattuso, como Prandelli, se marcha sintiéndose engañado por Peter Lim.

El viernes pasado en una reunión cara a cara con la plantilla en el vestuario principal de la ciudad deportiva, Gattuso, según desveló Deportes Cope Valencia, les había preguntado a los jugadores si creían en él porque necesitaba de su compromiso para sacar adelante la temporada ante la cercanía del descenso. Un día más tarde, el técnico negó esta información en sala de prensa, aunque en la previa del duelo copero ante el Athletic había manifestado, sin que nadie le preguntara, que si no estaba seguro de que la plantilla creyera en él lo mejor sería que la propiedad activara el cambio. Solo se veía con fuerzas para seguir si los jugadores estaban con él. Todas esas frases explican que, además de sentirse decepcionado con el club, Gattuso está desencantado del rendimiento de los jugadores.

El equipo se marchó al parón mundialista con una sonada victoria ante el Betis en Mestalla, pero desde que la Liga ha vuelto, el Valencia ha sido incapaz de ganar en el campeonato: un empate y tres derrotas. Sus triunfos se reducen a la Copa ante rivales menores como La Nucía y el Sporting de Gijón. Mestalla explotó el jueves tras la eliminación copera contra Gattuso y la plantilla. El técnico, desnortado, inseguro y lleno de dudas, había renunciado a su modelo de juego, con constantes cambios tácticos en el campo para levantar, sin resultado, al equipo. La situación era alarmante porque los jugadores no reaccionaban. A un partido de cerrar la primera vuelta, el equipo marca 20 puntos sobre 54 posibles.

La salida de Gattuso, que el domingo por la noche vio cómo le esperaba en el aeropuerto de Manises un grupo de ultras, integrantes de Yomus —fue interpelado por su líder, Ramón Castro, un conocido fascista con antecedentes penales—, se traduce en un nuevo proyecto que acaba en fracaso. Peter Lim despide a su décimo entrenador desde que en 2014 se hiciese con la mayoría accionarial del club de Mestalla. Por este orden, Lim ha fulminado a Juan Antonio Pizzi, Nuno Espírito Santo, Gary Neville, Pako Ayestarán, Cesare Prandelli, Marcelino García Toral, Albert Celades, Javi Gracia, José Bordalás y Gennaro Gattuso, jugando con Voro como comodín cada vez que ha necesitado un técnico para cinco periodos de transición. Precisamente Voro se hará cargo del equipo momentáneamente mientras el club se mueve en el mercado para buscarle recambio a Gattuso. Jorge Mendes, consejero de Lim, ya se ha puesto manos a la obra.

La colección de víctimas incluye un director general, Mateu Alemany; cuatro directores deportivos, Francisco Joaquín Rufete, José Ramón Alesanco, Suso García Pitarch y César Sánchez, y tres secretarios técnicos, Vicente Rodríguez, Jorge López y Pablo Longoria. Numerosos empleados de oficinas también han perdido su empleo desde 2014. En este tiempo se han sucedido tres presidentes: Amadeo Salvo, Layhoon Chan y Anil Murthy.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_