Jornada 14 de la Liga | Horarios, resultados de los partidos y resumen

El Barcelona ha vencido a Osasuna y se garantiza el liderato hasta después del Mundial | El Real Madrid ha ganado al Cádiz en casa y se sitúa a dos puntos del líder

Yeremi Pino se lleva el balón ante Fernando Calero durante el partido entre el Villarreal y el Espanyol este miércoles.
Yeremi Pino se lleva el balón ante Fernando Calero durante el partido entre el Villarreal y el Espanyol este miércoles.Enric Fontcuberta (EFE)

Sin tiempo para digerir la jornada 13, llega la 14, la última antes del atípico parón por el Mundial. El Barcelona se ha asegurado el liderato hasta el regreso de la competición tras ganar con 10 a Osasuna (1-2) y, gracias al pinchazo del Real Madrid en Vallecas. Los de Ancelotti han ganado al Cádiz en el Bernabéu (2-1) en el partido que cerraba la jornada. Por su parte, un Atlético de Madrid en crisis se mide el miércoles al Mallorca a domicilio. El Sevilla ha perdido contra la Real Sociedad (1-2) en otro de los choques más atractivos de la jornada.

Real Madrid - Cádiz (2-1)

Más apurado de la cuenta, el Real Madrid llegó al parón de la Liga con alivio tras superar con lo justo al Cádiz, que tuvo el empate a la vista en el tiempo añadido. Espino no acertó y el cuadro de Carlo Ancelotti cantó el triunfo que le permite focalizar el Mundial catarí a dos puntos del Barcelona. En Chamartín hubo tralla, mucha tralla y mucho patinazo. De fútbol, casi nada. Informa José Sámano.

Valencia - Betis (3-0)

Lluvia en el campo y goles en el marcador. En un partido abierto en Mestalla, con dos equipos asociativos transitando con velocidad en busca de agujerear el arco contrario, el Valencia se levantó tras una semana complicada. Después de dos derrotas seguidas, la legión de Gattuso superó con buena nota la delicada prueba del Betis tras empatar en Anoeta y estabiliza su caída en la tabla. Los verdiblancos ceden terreno en su pugna por Europa. Informa Salva Folgado.

Rayo - Celta (0-0)

Con tres centrales y apenas media hora de Iago Aspas, que llegó entre algodones al partido, rascó un punto el Celta en Vallecas ante un Rayo que bajó el nivel respecto a su exhibición de la pasada jornada contra el Real Madrid. Minimizó el cuadro que dirige ahora el luso Carvalhal al equipo vallecano, que apenas generó caudal ofensivo, más atascado que de costumbre. Sólo Isi Palazón disparó a gol en la primera parte, tiempo en el que Celta nadó, guardó la ropa y hasta pudo marcar en una contra supersónica de Carles Pérez. Tras el descanso quiso meter una marcha más el Rayo, pero Marchesin estuvo firme en la mejor opción local firmada por el central Lejeune con un testarazo. Gonçalo Paciencia alertó con un disparo que se fue alto por poco de que el Celta seguía ahí, pero a la postre el punto era un tesoro para un cuadro que está en obras y que, al menos, consiguió el objetivo de llegar al parón fuera del descenso. Más holgado está el Rayo, que sigue diez puntos sobre las gallegas, y se asienta en la octava posición. Informa J. L. Cudeiro.

Mallorca - Atlético de Madrid (1-0)

Un delantero guerrillero como Muriqi caricaturizó a un Atlético en caída libre. El atacante kosovar encarna cualidades que ya no asoman en el equipo de Simeone. Marcó un gol y fue la cabeza visible de un Mallorca ordenado, fajador y con un plan claro a seguir. Todo eso podía ser antes el Atlético de Simeone. Nada de eso es ahora. Solo parecen quedarle los arreones finales ya con el agua al cuello y otra derrota que coleccionar. Su puesta en escena reveló que la hemorragia de juego que padece no cesa. No encuentra el Atlético ritmo de pelota. Ni para quitarla y mucho menos para jugarla. Desde el inicio mostró su incapacidad para romper una estructura defensiva tan trabajada como la de Javier Aguirre. Atacar un sistema de cinco defensas con una línea por delante de cuatro es ahora mismo un damero sin solución para los futbolistas de Simeone. En ello tiene que ver mucho el entrenador, distanciado por convicción de los conceptos que requieren ese tipo de defensas, pero también futbolistas que necesitan tres toques antes de dar un pase intrascendente. Informa Ladislao Moñino.

Espanyol - Villarreal (0-1)

Los porteros decidieron un partido que tenía en vilo a los entrenadores en el Espanyol-Villarreal. Rulli fue un muro que puso a salvo la silla de Quique Setién y Lecomte se marcó un autogol que condenó al equipo del desesperado Diego Martínez. Nada nuevo porque la hinchada ya está acostumbrada a las pifias de sus guardametas en Cornellà. A favor de Lecomte conviene explicar en cualquier caso que el tanto fue tan esperpéntico que no exime de responsabilidad a la zaga blanquiazul y en especial de Brian Oliván de la misma manera que los distintos rechazos avalaron a Pino y Moreno por parte del Villarreal. Informa Ramon Besa.

Sevilla - Real Sociedad (1-2)

El Sevilla es un disparate. Un equipo roto, sin orden, donde se borran los mundialistas argentinos Papu y Acuña y no pasa nada. Un grupo que se queda con nueve jugadores a los 33 minutos de juego por las expulsiones, bien vistas por el VAR, de Rakitic y de Nianzou. Señales que acompañan a los equipos descompuestos, envueltos en una dinámica muy peligrosa. Jorge Sampaoli no ha podido revertir la situación de este Sevilla donde jugadores antes decisivos, caso de Rakitic o de Navas, deambulan como fantasmas. Con el técnico argentino, el Sevilla ha jugado siete partidos, con un saldo de tres derrotas, tres empates y una sola victoria. Informa Rafael Pineda.

Almería - Getafe (1-0)

El Almería se ha despedido de su público asegurándose que no podrá caer a puestos de descenso hasta 2023. El conjunto de Rubi ha vencido al Getafe en el último duelo antes del parón por el Mundial gracias a un solitario gol de Leo Baptistao en un encuentro que no fue especialmente vibrante, pero al que tampoco le faltaron las ocasiones. El Getafe esperaba a salir con espacios mientras que el Almería elaboraba más las jugadas. Ambos equipos se mostraron muy verticales pero el partido no lograba alcanzar un buen ritmo a causa de las pausas por las repetidas faltas de ambos. El gol en el 26 en su primer remate a puerta dio poso al Almería y Fernando evitó un par de ocasiones del Getafe, que buscó más la portería contraria pero le falló la puntería. Con la expulsión de Ely y un gol anulado a Unal en la recta final, el Almería temió que le birlaran el botín a última hora. Al final, los de Rubi aguantaron los últimos minutos replegados en su campo y se aseguraron pasar la navidad lejos de la zona de descenso, a cinco puntos del Sevilla, que en estos momentos marca la permanencia. Informa Luis Villaescusa.

Osasuna - Barcelona (1-2)

Hay victorias que saben a gloria por el momento, por las circunstancias, por el rival y por el escenario, pocos tan exigentes como el cuadrilátero de El Sadar. Jugó el Barça como el líder que era después de la caída del Madrid en Vallecas y será con independencia del partido de este jueves en el Bernabéu antes del parón del Mundial. La respuesta azulgrana a la derrota blanca fue incontestable en Pamplona. La victoria tuvo un mérito enorme si se atiende a las adversidades acumuladas por el Barcelona. A un gol en frío en una jugada precedida de falta, siguió la expulsión a la media hora de Lewandowski y un arbitraje desquiciante de Gil Manzano. El encuentro no podía tener peor pinta para el Barça. Al equipo de Xavi, sin embargo, le salió el colmillo después de los dientes de leche mostrados en noches como la del Inter y firmó un remonte inédito en los tiempos de Xavi. Informa Ramon Besa.

Athletic - Valladolid (3-0)

¿Será Guruzeta el enviado del fútbol que esperaba San Mamés desde que se retiró Aduriz? Valverde le puso titular por primera vez y el delantero respondió con dos goles que devuelven la sonrisa a la afición, de uñas desde la derrota en Girona, donde también marcó Guruzeta. El Valladolid se marchó frustrado. Jugó un partido aseado, pero no le dio para puntuar. Sigue siendo el otoño todavía verano tardío en Bilbao, aunque a veces llueve un poco para saber de dónde venimos, aunque no a dónde vamos, y por eso da gusto desplazarse a San Mamés, aunque sea martes, y pese a que el disgusto de Girona sigue ahí, clavado como una espada. Por eso, la salida del Valladolid a la Catedral, como si estuviera en Pucela, ofendió a la grada, como si fuera una afrenta llegar de invitado y ponerse a revolver en los armarios. Informa Jon Rivas.

Elche - Girona (1-2)

El hundimiento del Elche ha tenido este martes su episodio antes del parón del Mundial. En su estadio, empezando el partido por delante, el colista cayó ante el Girona y ya son 14 jornadas sin conocer la victoria y solo cuatro puntos en su casillero. Pol Lirola abrió el marcador al cuarto de hora, pero fue un espejismo y a la que los de Michel pudieron estirarse, las dudas se comieron al conjunto ilicitano, que encajó el tanto del empate a cinco minutos del descanso. Los colistas no han conseguido marcharse en ventaja tras la primera parte en ningún partido. En el segundo tiempo, el Girona salió con más convicción y dio el golpe de gracia en una jugada en velocidad finalizada por Castellanos que certificó la remontada y un nuevo drama en el Martínez Valero. El premio para los de Michel es colocarse a cinco puntos del descenso y a siete de los puestos europeos, con permiso para soñar. Informa Luis Villaescusa.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS