Las listas del paro del fútbol: jugadores sin equipo un mes después del cierre de mercado

Futbolistas que en su día estuvieron muy cotizados no encuentran acomodo: “Es el momento más díficil para un agente”

Giovani Dos Santos, durante un partido con el América en febrero de 2020.
Giovani Dos Santos, durante un partido con el América en febrero de 2020.Jam Media (Getty Images)

Los últimos días del mercado de verano acostumbran a ser las jornadas de mayor efervescencia en el fútbol mundial. Rumores, inscripciones sobre la bocina y hasta “palancas” financieras que hacen posible lo que parecía imposible. Los directores deportivos intentan completar el puzle de su plantilla mientras los intermediarios buscan el mejor contrato para su representado y la mejor comisión para ellos mismos, todo a contrarreloj. Pero hay veces que los acuerdos no llegan y los jugadores no logran encontrar acomodo antes del 1 de septiembre. Tanto es así que algunos futbolistas, que en su día estuvieron muy cotizados en el mercado, están libres un mes después del cierre de la ventana de fichajes.

David Aranda, representante en YouFirst, una de las agencias más grandes del mundo, afirma que cuando un jugador se queda sin equipo “es el momento más difícil para un agente”. El caso del mexicano Giovani Dos Santos es especialmente llamativo. Fue promesa en La Masía, donde se le comparaba con Ronaldinho por su peinado y por su forma de jugar y tras pasar por Villarreal, Los Ángeles Galaxy o América de México lleva libre desde 2021 sin anunciar su retirada en ningún momento. “Muchas veces hay una falta de medida en las expectativas por parte de futbolistas y agentes. Se tiende siempre a querer un poco más de lo que ofrecen y eso es un riesgo”, apunta el agente.

La liga inglesa ha liderado el gasto en traspasos este verano con 1.800 millones de euros según cifras de la FIFA. Allí triunfaron hace unos años Daniel Sturridge (que llegó a marcar 22 goles con el Liverpool en la temporada 2013-2014), Eliaquim Mangala (por el que el Manchester City pagó 45 millones de euros al Oporto en 2015) y Danny Drinkwater (uno de los referentes del Leicester campeón, que llegó al Chelsea en 2017 a cambio de 38 millones). Los tres continúan sin equipo un mes y medio después del inicio de las grandes ligas. Lo mismo le ocurre a Ben Arfa, ex del PSG y del Newcastle entre otros.

La pandemia y sus secuelas han provocado una rebaja en la inversión en fichajes de los clubes, que se aprecia especialmente en España. La Liga ha gastado casi cuatro veces menos que la Premier este verano. Héctor Méndez, director de la agencia HMFootball Sport Management, destaca que “los clubes de primer nivel ya no están tan boyantes y ofrecen menos que antes a los jugadores”.

Simone Zaza durante su época en el Valencia, en una imagen de archivo.
Simone Zaza durante su época en el Valencia, en una imagen de archivo.Kai Försterling (EFE)

Simone Zaza, internacional italiano que jugó año y medio en el Valencia, es uno de los jugadores libres más conocidos con pasado en el campeonato español. Otros que están sin equipo después de pasar por La Liga son el colombiano Santiago Arias (terminó contrato con el Atlético de Madrid), Feghouli (ex del Valencia y del Almería) y Laguardia (que fue capitán del Alavés las últimas temporadas). Tampoco ha encontrado acomodo Diego Perotti, que tras jugar en el Sevilla hizo carrera principalmente en liga italiana, con un paso destacado por la Roma.

La ventana de fichajes estará cerrada hasta el 1 de enero de 2023, pero todos estos jugadores aún podrían firmar por un club de la liga española. Cumplen la primera condición, estar sin equipo desde julio, pero el conjunto que les reciba debe cumplir la segunda: tener alguna ficha libre de las 25 profesionales que marca la competición para que puedan jugar. Todos los clubes de Primera lo cumplen menos el Girona, el Almería y la Real Sociedad. Ya no se puede incorporar jugadores en caso de lesión grave, algo que sí se podía hacer en temporadas anteriores.

Héctor Méndez señala que cuando cierra el mercado “todo se pone más cuesta arriba” para sus representados. Los clubes extranjeros fuera de las grandes ligas son un destino apetecible para algunos futbolistas. Bien entrado septiembre, Juan Mata firmó por el Galatasaray turco, mientras que Marcelo y James Rodríguez ficharon por el Olympiacos griego. Sin embargo, David Aranda recalca que estos países “no sirven de refugio para todos”.

Para gestionar estos momentos difíciles para los futbolistas, ambos agentes coinciden en que el mundo de la representación se está teniendo que reinventar. La imagen del representante que se encarga de todo va dejando espacio a empresas mucho más grandes, que abordan tanto el destino deportivo del futbolista como otros aspectos, como la cobertura jurídica, la gestión de imagen o la psicología deportiva.

Respecto a la diferencia de comportamiento entre jóvenes y veteranos ante una situación así, Aranda señala que “cada futbolista es un mundo distinto”, mientras que Méndez tampoco hace distinciones: “Los veteranos pueden perder la ilusión o saberlo llevar gracias a la experiencia y los jóvenes tener más ganas de revertir la situación o considerarse un patito feo. Lo importante es aceptar la situación y no hacer daño al resto de tu carrera”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS